Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez embarga a los exdirigentes de CCM por no pagar la fianza

Pablo Ruz exigió una fianza civil de 138,2 millones de euros por el agujero en la entidad

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ordenó ayer el embargo de los bienes del expresidente de Caja Castilla La Mancha Juan Pedro Hernández Moltó, y del ex director general Ildefonso Ortega, al no haber abonado la fianza civil de 138,2 millones de euros que les impuso por el agujero causado en la entidad.

Fuentes jurídicas informaron de que el magistrado inició los trámites para proceder al bloqueo de las propiedades de ambos acusados mediante un proceso de averiguación patrimonial, que concluirá con el embargo de los bienes en el orden que establece la ley hasta alcanzar la totalidad de la cuantía fijada.

El juez abrió juicio contra Ortega y Moltó el pasado 16 de diciembre, por delitos de administración desleal y falseamiento de cuentas. Impuso la fianza después de que la acusación ejercida por el Banco de Castilla La Mancha —hoy integrado en Liberbank junto con Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria— la pidiera en concepto de indemnización. Ruz considera que esta entidad es la “única posible perjudicada” de las operaciones irregulares investigadas, con lo que sería la beneficiaria en exclusiva de las indemnizaciones que puedan derivarse del procedimiento.

La fiscalía pidió para ambos acusados dos años y medio de prisión, por falseamiento de cuentas, ya que realizaron una “maniobra contable” con la que reflejaron 30 millones de euros de beneficios en lugar de unas pérdidas de 182 millones. Sin embargo, no reclamó ninguna responsabilidad civil ni les acusó del delito de administración desleal, que sí ha apreciado Ruz. Mientras, el Banco de Castilla La Mancha y la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) elevan sus peticiones a cinco años y medio y cinco años de prisión, respectivamente.