El Parlamento europeo se plantea pedir a Google que se divida

Los eurodiputados tienen previsto votar la iniciativa el miércoles

El eurodiputado Ramon Tremosa pronunciando un discurso en un consejo nacional de CDC el pasado mes de abril. / TONI ALBI / EFE
El eurodiputado Ramon Tremosa pronunciando un discurso en un consejo nacional de CDC el pasado mes de abril. / TONI ALBI / EFE

El Parlamento Europeo cree urgente resolver la investigación que tiene abierta la Comisión Europea sobre la posible violación de las reglas de competencia que hace Google. Un grupo de eurodiputados negocia un texto que pedirá a Bruselas soluciones para garantizar la libre competencia de sus rivales, según explica uno de los promotores de la iniciativa, el diputado de Convergència Ramon Tremosa. Entre esas opciones, el documento cita trocear la compañía —dejar por un lado el buscador y por otro los servicios comerciales— para evitar la discriminación que hace Google en beneficio de sus propios servicios.

“Estamos pidiendo a la Comisión que se ponga las pilas, que vaya al grano en esta investigación. Y la partición es una de las soluciones propuestas”, abunda Tremosa. Está previsto que el texto sea respaldado el próximo miércoles en la Eurocámara, aunque el texto definitivo aún no está cerrado.

Más información
Google decepciona con sus resultados
La Comisión Europea sopesa la reapertura del ‘caso Google’
Google salva la inspección de Hacienda con solo 1,9 millones más en impuestos

Esas sugerencias no son vinculantes para la Comisión Europea, que tiene plena autonomía en materia de competencia. Pero el movimiento parlamentario recoge el descontento de muchos sectores políticos y sociales con la demora del Ejecutivo comunitario en esta investigación, que arrancó hace cinco años. El caso tiene hasta 20 demandantes que han denunciado ante Bruselas que la empresa estadounidense —controla el 90% de las búsquedas en Europa— favorece a sus propios servicios en la presentación que hace de los resultados de búsqueda. En la mayoría de los casos, además, el usuario no es consciente.

Otra de las alternativas que propone Tremosa, autor de una propuesta junto con el eurodiputado alemán del Partido Popular Europeo Andreas Schwab para diluir el poder de Google, consiste en la rotación de las búsquedas. Los parlamentarios sugieren que, si un usuario realiza la misma búsqueda varias veces, el orden de los resultados varíe, de forma que los puestos más visibles roten. Estas ideas se incluirán en una moción sobre agenda digital que el Parlamento Europeo ya tramitaba, sin relación directa con el caso Google.

El anterior comisario de Competencia, Joaquín Almunia, intentó varias veces llegar a un compromiso con la empresa para que adaptara sus prácticas a las reglas europeas de libre mercado. Google presentó hasta tres propuestas, pero no fueron aceptadas por Almunia. Tanto los demandantes como los eurodiputados dan casi por segura la apertura de un pliego de cargos, que podría culminar con multas de hasta un 10% de la facturación de la firma. “Sólo con la amenaza de multa reaccionará la compañía”, vaticina Tremosa. En cualquier caso, Bruselas nunca ha impuesto una sanción que alcance ese porcentaje.

Margrethe Vestager, la sucesora de Almunia, ha pedido tiempo para escuchar a las partes y decidir sobre el caso, pero los recelos que han surgido en varios países —entre ellos en círculos conservadores de Alemania— contra el poder de Google elevan la presión para que decida cuanto antes. Competencia ya tiene muy avanzada otra investigación preliminar sobre Android, el sistema operativo de la firma, y evalúa varias quejas sobre el desvío de tráfico hacia servicios propios como Youtube. Todo ello convertirá a Google en uno de los principales blancos de la acción de Bruselas en los próximos años.

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS