Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cumbre del G20 arranca en Australia para “relanzar la economía”

El objetivo es impulsar el PIB del G20 un 2% por encima de las previsiones en cuatro años

Representantes de las 20 mayores economías del mundo en Brisbane, Australia
Representantes de las 20 mayores economías del mundo en Brisbane, Australia Getty

Los dirigentes de las 20 principales economías desarrolladas y emergentes del mundo se reúnen este fin de semana en Brisbane, Australia, en la cumbre del G20 con el objetivo de acordar medidas para “relanzar la economía” y luchar contra la evasión fiscal. “Han pasado casi seis años desde que comenzó la crisis económica y la recuperación sigue siendo frustrantemente gradual”, resumió ayer el tesorero australiano y anfitrión del encuentro, Joe Hockey, que añadió que “la noción de relanzar la economía sigue estando en primer plano”.

Durante los próximos días, los presidentes y jefes de Gobierno del G20 pondrán fin a la ronda de conversaciones que comenzó a principios de año en Sydney. Desde entonces, el grupo se ha centrado en acordar medidas para alcanzar el objetivo fijado en febrero: impulsar el producto interior bruto (PIB) del G20 un 2% por encima de las previsiones en los próximos cuatro años.

La lucha contra la evasión de impuestos por parte de empresas multinacionales tendrá un lugar destacado en el paquete de medidas

En el encuentro de ministros de finanzas del G20 en septiembre en Cairns, los ministros aseguraron que las medidas puestas en marcha hasta entonces impulsarían las economías de los países miembros un 1,8% adicional. “Nuestras acciones aumentarán la inversión, mejorarán la competencia, promoverán el comercio y, por supuesto, impulsarán el empleo y la participación”, aseguró Hockey, que cifró el crecimiento en dos billones de dólares en actividad económica global.

Si este fin de semana el grupo alcanza un acuerdo para un nuevo paquete de medidas, el G20 podría alcanzar el 0,2% de crecimiento adicional para llegar al objetivo marcado a principios de año.

Con toda seguridad, la lucha contra la evasión de impuestos por parte de empresas multinacionales tendrá un lugar destacado en el paquete de medidas para impulsar el crecimiento. Ayer, Hockey calificó estas prácticas de “robo”, pocos días después de que se desvelara cómo grandes multinacionales como Pepsi y Amazon evitan pagar impuestos a partir de complejas estructuras fiscales que pasan por Luxemburgo.

Así, la atención de la prensa está puesta en la rueda de prensa que dará mañana el presidente de la Comisión Europea y antiguo primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker.

Otro de los puntos centrales del debate serán las medidas para reducir las barreras al comercio. El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, señaló ayer que “hay una probabilidad muy alta de que el paquete de Bali se implemente muy pronto”.

Este acuerdo de libre comercio de diciembre de 2013 se encontró con la oposición firme de India, que en julio expresó su rechazo frontal a la propuesta de poner una fecha límite a los subsidios a los productos agrícolas.

“Estos dos países pueden mirarse a los ojos y encontrar puntos en común”, aseguró Azevedo, en referencia a EE UU e India. “Creo que tenemos opciones muy significativas de que en Ginebra, con todo el mundo, con todos los miembros de la OMC, finalicemos este acuerdo”, añadió.