Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tuenti no compensa con el negocio móvil su declive como red social

Los ingresos de la filial de Telefónica cayeron un 1,5% en 2013 en su despegue como operador móvil virtual

Equipo directivo de Tuenti.
Equipo directivo de Tuenti.

Tuenti, propiedad de Telefónica, no logró compensar en 2013 la caída de ingresos por el declive de su actividad como red social para adolescentes con su negocio como operador móvil virtual (OMV). El importe neto de su cifra de negocio alcanzó los 16,87 millones de euros, y experimentó una caída del 1,5% en ese ejercicio, que supuso su despegue como compañía low cost de telefonía móvil.

El mayor impacto se ha producido en los ingresos publicitarios, principal fuente de facturación de la red social Tuenti, que se desplomaron un 58% hasta los 4 millones de euros. La compañía explica este descenso “debido al cambio de paradigma de uso de Internet a nivel global de forma que el tráfico se ha redirigido significativamente de la web al móvil”, según consta en las cuentas anuales de la compañía inscritas en el Registro Mercantil.

Los ingresos por prestación de servicios de telefonía móvil crecieron un 240% respecto al ejercicio anterior hasta los 12,1 millones de euros, de los que el 57,8% correspondieron a prepago y el resto a clientes de contrato. Pero ese aumento no sirvió para compensar el descenso por otros conceptos y además mermó notablemente la rentabilidad de la firma, cuyas pérdidas se duplicaron respecto a 2102 hasta los 24 millones de euros. A cierre del ejercicio, la compañía declaraba 165.000 clientes de móvil y seis millones de usuarios activos de su plataforma social.

Los ingresos por venta de terminales cayeron un 18% debido a la decisión de apostar por una estrategia de producto SIM Only, culminada en enero de 2014 con la eliminación total de la comercialización de teléfonos. Los gastos de personal suponen el mayor impacto de la cuenta de resultados ya que prácticamente igualan los ingresos al suponer 15,1 millones de euros. La justificación que da Tuenti para estos gastos, muy lejos de la media de otros OMV intensivos en manos de obra barata, es el alto número de ingenieros. La plantilla de la sociedad se situó en 217 empleados en 2013, con un descenso del 20%.

Las pérdidas se duplicaron hasta los 24 millones y superan a la facturación 

Pese a las pérdidas, los máximos responsables de Tuenti señalan que “están trabajando en la aceleración de monetización de las inversiones realizadas en el desarrollo de su base de clientes que permitan, en el marco organizativo del Grupo Telefónica, optimizar la rentabilidad del negocio y asegurar el cumplimiento de los compromisos y obligaciones de pago de la sociedad y la continuidad de sus operaciones”.

La empresa fundada por Zaryn Dentzel en 2006 tiene una fuerte dependencia financiera de Telefónica. A cierre de 2013, tenía un préstamo participativo de Telefónica Móviles por 24,2 millones de euros, con vencimiento 30 de noviembre de 2015, al que hay que sumar la línea de crédito que mantiene con Grupo Telefónica Finanzas (Telefisa) de la que ha dispuesto de 11 millones, quedando vivo un límite de 16 millones de euros.

Telefónica compró en 2010 Tuenti por un importe total de 79 millones de euros. La compañía ha comenzado su proceso de internacionalización en Latinoamérica y ya funciona como operadora móvil en México y Perú. Su estrategia pasa por diferenciarse del resto de operadores virtuales (lo que no poseen red propia) en el terreno de las aplicaciones móviles, con la integración de la comunicación de Internet y de servicios de telecomunicaciones con una experiencia multiplataforma en la nube.

Más información