Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbus se frota las manos con España

El fabricante garantiza la producción por 10 años ante la buena perspectiva de la demanda

Construcción de un avión Airbus en la planta de Getafe.
Construcción de un avión Airbus en la planta de Getafe.

Atentos a estas previsiones: el tráfico aéreo en España se duplicará durante los próximos 20 años y se necesitarán 1.351 aviones nuevos para cubrir la demanda. La inversión necesaria para renovar y ampliar el parque de naves se estima en 250.000 millones de dólares (200.000 millones de euros). En el año 2033, los vuelos intercontinentales con origen Madrid y Barcelona superarán los 50.000 pasajeros diarios. Son datos de un estudio de Airbus presentado la pasada semana, que recuerda que el tráfico aéreo en el mundo no ha dejado de crecer (un 73%) desde 1968, aparentemente inmune a crisis tan profundas y dañinas como la financiera.

La compañía europea ya cuenta con una cartera de pedidos de 5.907 aviones, de los que 1.077 son pedidos de 2014 procedentes de 44 clientes y garantizan unos 10 años de producción. A mediados del pasado mes de octubre la mayor aerolínea de la India, Indigo, firmaba un acuerdo para la compra de 250 unidades del A320neo valorados en 25.700 millones de dólares a precio de catálogo.

Fuente: Airbus ampliar foto
Fuente: Airbus

Los vuelos con Latinoamérica y la fuerte presencia de las líneas de bajo coste, que alcanzan ya el 60% del tráfico aéreo en España, serán los principales motores que impulsarán la demanda en las dos próximas décadas. En la actualidad operan en España 751 aviones, que aumentarán hasta esos 1.351 (un 80%) como consecuencia de un aumento del tráfico de 3,1% anual.

El gigante aeronáutico europeo cree que se necesitarán 1.157 unidades (más del 85%) de pasillo único, (con capacidad de entre 100 y 250 pasajeros), otras 170 de doble pasillo y 19 con una capacidad superior a los 450 pasajeros reservada hasta ahora al A380, que puede alcanzar incluso los 550 asientos.

La compañía europea ya cuenta con una cartera de pedidos de 5.907 aviones

No solo es una cuestión de demanda. Durante la presentación de su Previsión del Mercado Global, el director regional de ventas para España de Airbus, Dionisio Olalla, aseguró que ese incremento responderá a la necesidad de las compañías de sustituir sus aparatos actuales por una nueva generación de aeronaves, mucho más eficientes, con consumos de combustible más reducidos. La flota actual del fabricante europeo que opera en España es de 207 aeronaves, de los que tres cuartas partes (157) son de pasillo único. Además, tiene pendientes de entregar 86 durante los próximos años. Ocho de estos últimos son los aparatos de largo radio A350-900 adquiridos por Iberia, que no se incorporarán a su flota hasta el último cuatrimestre de 2018. En este sentido, según el director regional de ventas de Airbus para el holding IAG, del que forman parte Iberia y British Airways, este grupo tiene otras ocho opciones de compra de este modelo que no se han ejercitado y que tampoco tienen destinatario definido, pero que podrían incorporarse también a la flota de la compañía española.

El pedido de los ocho A350-900 se confirmó este verano con motivo de la presentación de los resultados de IAG en el primer semestre. El precio de catálogo asciende a 2.361,6 millones de dólares (1.763 millones de euros) y se realiza junto a otras ocho unidades del A330-200, por 1.773,6 millones de dólares (1.324,2 millones de euros).

Con la incorporación del bimotor A350, diseñado para reemplazar al cuatrimotor A340-300 y competir con el 787 de Boeing, Iberia mejora notablemente su capacidad de competir en Asia, ya que el rango operativo del mismo es de 15.000 kilómetros. El consejero delegado de la compañía española aprovechó la ocasión para destacar la producción en España de algunas de sus piezas para mandar el mensaje de que su compromiso está con la producción nacional.

La mayor parte de estos aviones cubrirían, sin duda, las rutas con Latinoamérica, que registrarán un crecimiento del 3,4% anual, superior al 3,1% de media y con vuelos todavía más florecientes como el de Barcelona a Buenos Aires, que se proyecta con aumentos del 4,7% anual, o de Madrid a Punta Cana, con el 4,4%.

Hay que tener en cuenta, según Olalla, que durante los últimos años las compañías americanas han ganado terreno a las europeas en el tráfico global entre Europa y Latinoamérica. Y si este mercado es importante para el tráfico español, no hay que perder de vista tampoco las conexiones con Europa, con un tráfico que se ha duplicado en la última década, así como otras rutas intercontinentales con un gran potencial de crecimiento como la de Madrid a Shanghái y Pekín, con incrementos previstos del 8,3% y 6,1% respectivamente; o Barcelona a Shanghái con el 6,9%. Tampoco serían de extrañar, según el directivo de Airbus, próximas alianzas entre compañías europeas con líneas de Oriente Medio para aprovechar este mercado.

Airbus estima que durante la próxima década el mercado aéreo mundial de,mandará 31.358 nuevas aeronaves

En su informe Airbus estima que durante la próxima década el mercado aéreo mundial de,mandará 31.358 nuevas aeronaves, valoradas en 4,6 billones de dólares. La flota de aviones de pasajeros y carga aumentará desde las 18.500 unidades actuales a 37.500 en 2033, casi 19.000 aviones más, y esperan que alrededor de 12.400 aparatos sean sustituidos por otros más eficientes y retirados del servicio. Para Europa, calculan una demanda de 6.253 unidades por un valor de 836.000 millones de dólares. En cuanto al reparto del mismo, a juzgar por los pedidos actuales y las entregas previstas de los nuevos modelos para más de 100 pasajeros, nada hace pensar a la empresa que vaya a cambiar el equilibrio actual que mantienen Airbus y Boeing.

No ha querido desaprovechar la ocasión el directivo de Airbus para recalcar sus ventajas respecto a su competidor americano, destacando el 25% de ahorro de combustible que supone el nuevo A350 respecto al 777 de Boeing, así como su apuesta por un gran avión como el A380, con capacidad para 550 pasajeros y con el que se cubrirán gran parte de los trayectos entre las “megaciudades” con tráfico de más de 50.000 pasajeros diarios. Si el año pasado eran 42 en todo el mundo, en 2033 serán 91 y entre ellas estarán Madrid y Barcelona. El saturado aeropuerto de Londres Heathrow, es un buen ejemplo de la eficacia de este avión, según Olalla, ya que su incorporación ha supuesto un incremento de 2,3 millones de pasajeros adicionales. En España su producción, que emplea a 2.300 personas en tres plantas, está asegurada durante 10 años.