POLÍTICA MONETARIA

Draghi avanza que el BCE prepara más ayudas y niega la división interna

El presidente del BCE asegura que la institución está unida si hacen falta más estímulos La intervención del banquero italiano anima las Bolsas, aunque sin mucha solidez

El presidente del BCE, Mario Drahgi.
El presidente del BCE, Mario Drahgi.Andrew Harrer (Bloomberg)

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha advertido este jueves de que si los riesgos de que la inflación siga en mínimos durante más tiempo de lo previsto y de lo que la institución considera deseable tomará nuevas medidas. Según ha avanzado el economista italiano, el consejo es "unánime" en este punto y, de hecho, ya estaría preparando estas medidas adicionales, lo que invita a pensar en que finalmente habrá una compra masiva de deuda, tal y como le reclaman desde la OCDE o el FMI. Esto es, al menos, lo que han interpretado los analistas, que han cambiado el paso tras las pérdidas generalizadas de la mañana y han llevado a las principales Bolsas al verde, aunque sin mucha solidez.

En el mercado de divisas, el euro ha bajado de los 1,24 dólares y se ha intercambiado a 1,2396 unidades del billete verde tras empezar el día sobre los 1,25 al comienzo de la rueda de prensa del presidente del BCE. Con ello, ha vuelto a los mínimos de agosto de 2012.

Más información
La resistencia a Draghi en el seno del BCE lastra las Bolsas europeas
El BCE toma el control de la banca
El BCE inicia su nuevo programa de compra de bonos garantizados

Draghi ha hecho hincapié en ambas ideas: que el BCE está preparando nuevas medidas y que el consejo de gobierno es "unánime" en aprobarlas. Con este segundo mensaje, el presidente ha salido al paso de las recientes informaciones que apuntaban a un incremento de la disidencia interna en el instituto emisor europeo. Asimismo, aunque ha reconocido que es "relativamente normal" que haya diferentes puntos de vista ha negado este incremento de la tensión o que se haya establecido una división entre los países del norte y los del sur. "Cuando diferimos en nuestros puntos de vista y nuestras políticas no hay una línea de separación entre el Norte y el Sur. No hay ninguna coalición. No, en absoluto", ha dicho Draghi, que se ha permitido una broma ante una de las periodistas de Reuters que firmó la noticia. "La cena —previa a la reunión de este jueves y donde supuestamente tenia que plasmarse la división— fue mejor de lo esperado", ha dicho Draghi preguntado por esta redactora.

En cuanto a la posibilidad de más decisiones para sacar a Europa del atalladero, Draghi ha revelado que el consejo ha encomendado a los técnicos de la institución que prepare las nuevas medidas. También ha añadido que han reclamado que estos trabajos se hagan "con agilidad".

Sobre las medidas que ya están en marcha, el presidente del BCE ha subrayado que los programas de compra de bonos garantizados y titulizaciones (ABS, y que empezará a aplicarse en breve) estarán vigentes durante al menos dos años. En este sentido, Draghi ha insistido en que confían en que la combinación de estos programas con las subastas condicionadas de liquidez tengan "un impacto significativo" en el balance del BCE.

Antes de la intervención de Draghi, el BCE había confirmado que mantiene durante un mes más los tipos de interés en la zona euro en el mínimo histórico del 0,05%, ante el estancamiento de la economía. La decisión era ampliamente esperada después de que el BCE los redujera hasta niveles récord a comienzos de septiembre. Asimismo, la entidad ha dejado los tipos de los depósitos en el -0,20%, lo que significa que los bancos tienen que pagar dinero al BCE si quieren aparcar fondos en el banco central, y el tipo de los préstamos de emergencia (o marginal) en el 0,30%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS