Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios prevén poco empleo y una recuperación moderada

La calificación de las compañías familiares a la situación económica mejora pero no llega al aprobado

Mariano Rajoy, a su llegada al Congreso de la Empresa Familiar.
Mariano Rajoy, a su llegada al Congreso de la Empresa Familiar. EFE

El optimismo que emana del Informe España 2018 elaborado por el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) no es del todo compartido por los empresarios familiares. La mayor parte de los 500 asistentes al XVII Congreso de la Empresa Familiar que se clausura hoy en Alicante estima que el proceso de recuperación de la economía española será moderado con una limitada creación neta de empleo, (un 76% frente al 59% del año pasado) y solo el 1% cree que será rápida y con una intensa creación neta de empleo. Un dato que empeora el del año pasado, que llegaba al 7%, mientras un 23% opina que será frágil y sin creación neta de empleo, cuando el año pasado era del 34%.

Mientras conceden un rotundo suspenso (1,08 sobre nueve) a la situación política, los empresarios familiares casi dan el aprobado (4,26 sobre nueve) a la situación económica actual. Esta calificación mejora levemente la del año pasado por estas mismas fechas (3,89), aunque supone la confirmación del sentimiento de recuperación ya experimentado entonces después de varios años de crisis en los que la valoración no superaba el tres.

En ese sentido, una mayoría del 57% (el mismo porcentaje que en la encuesta del año pasado) considera que mantendrá los niveles de empleo que tiene en la actualidad y solo el 32% (frente al 27% de la anterior) prevé incrementarla. El dato bueno es que sigue a la baja (del 16% al 11%), el porcentaje de empresas que creen que reducirán su plantilla.

Otro dato que se aleja del optimismo es que, pese a esa confianza mayoritaria en la recuperación económica, el número de empresas que piensa aumentar sus inversiones en España en 2015 ha bajado del 72% al 66%. Esa estimación se produce, además, con unas condiciones de financiación bancaria mejores (pasa del 24% al 55%), según los empresarios, mientras se reducen del 29% al 10% los que las consideran peores.

El 66% de las empresas, por otra parte, espera elevar la cifra de ventas en 2015 (frente al 58% del año pasado), un 5% prevé que se reduzcan (frente al 6%) y un 29% (frente al 36%) estima que las ventas serán similares.

Los empresarios, por otro lado, dan aprobados muy justos a la reforma fiscal (cinco sobre nueve), la ley de Mutuas (5,83) y el proyecto de fomento de la financiación empresarial (4,65), al tiempo que suspenden la reforma de la ley Concursal (4,36) y la reforma de la Administración Pública, que rebajan al 2,9.

Más información