Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno frena la venta de Aena por dudas de última hora sobre el proceso

Guindos alude a problemas de procedimiento y Pastor mantiene el calendario

El Ejecutivo recurre a la Abogacía del Estado para validar la ausencia de concurso público

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

El Gobierno ha frenado la venta del 49% de AENA por algunas dudas sobre la transparencia de la que está llamada a ser la mayor privatización de los últimos 16 años en España. En concreto, según explican en fuentes del Ejecutivo, porque en el proceso se ha obviado el trámite de realizar un concurso público para elegir al responsable de lo que en el argot financiero se conoce como comfort letter o carta de respaldo y que, en esencia, garantiza que las cuentas son las que la empresa dicen ser.

Según fuentes del Ejecutivo, la comisión de seguimiento de la privatización, mesa en la que se sientan sendos representantes de Economía, Hacienda, la oficina económica del presidente y Enaire, matriz del gestor aeroportuario, concluyó que la falta de concurso suscitaba algunas dudas al tratarse de una empresa pública. Frente a esto, en el sector privado es normal que el auditor firme también la carta de respaldo ya que es quien mejor conoce la situación financiera de la empresa en cuestión.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, justificó el aplazamiento en que "es un tema de procedimiento”. “No tiene nada que ver con la incompatibilidad o incompatibilidad –del auditor-, es un tema de procedimiento que estoy seguro que se solucionará en los próximos días", explicó en referencia a que PWC es el auditor y el firmante de la carta de respaldo de la salida a Bolsa de AENA.

Para salir del atolladero, la comisión de seguimiento ha recurrido a la Abogacía del Estado, a quien ha pedido su opinión sobre si era necesario el concurso. En caso de que la institución rechace el procedimiento seguido hasta la fecha y reclame un cambio, sería imposible cumplir los plazos previstos. De hecho, la banca responsable de vender la operación ante los inversores ha advertido de que si es necesario dar marcha atrás, el debut en Bolsa no llegaría hasta 2015.

No obstante, pese al cambio de rumbo, tanto el Ministerio de Fomento como el de Economía, mantienen el calendario. Además y aunque el Consejo de Ministros del viernes no dio su visto bueno al folleto de la salida a Bolsa, desde el departamento que dirige Ana Pastor insisten en que la nueva AENA SA empezará a cotizar el próximo 12 de noviembre. Esto invita a pensar que desde el Ejecutivo no esperan un dictamen negativo de la Abogacía del Estado que suponga volver a poner en marcha una operación que el Gobierno entiende como la prueba de fuego de que se ha superado la crisis.

Una vez se pronuncia Abogacía del Estado, el Gobierno confía en poder aprobar el folleto de la oferta pública de venta (OPV) del 28% del capital de AENA este viernes, lo que no impediría cumplir con la fecha del 12 de noviembre. "Se están culminando todos los trabajos preparatorios" para poder registrar el folleto "al final de esta semana", aseguró Pastor.

Más información