Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía para estudiar un grado en Reino Unido

El Gobierno escocés cubre el 100% de la matrícula y el galés el 40%

Inglaterra ofrece a los alumnos préstamos sin intereses a pagar en 30 años

Manchester Metropolitan University. Ampliar foto
Manchester Metropolitan University.

Los estudiantes que cursan parte de su carrera en universidades internacionales tienen más habilidades para conseguir un empleo en el futuro. Según un estudio de la Comisión Europea, esos alumnos poseen al menos cinco puntos fuertes: mayor capacidad de adaptación; confianza en sí mismos; conciencia de sus fortalezas y debilidades; capacidad para tomar decisiones y vigor a la hora de resolver problemas.

Por cercanía con España y por perfeccionar el inglés, Reino Unido es uno de los países a tener en cuenta si uno decide cursar fuera toda la carrera, una opción por la que se decantaron 9.070 estudiantes españoles en el curso 2012/2013.

¿Es viable para cualquier alumno español marcharse tres años a Gran Bretaña? Lo primero que hay que tener claro es que las universidades británicas son caras. La matrícula de la mayoría de centros es de 9.000 libras (10.872 euros) al año, una cifra que se acerca más al coste medio de las universidades privadas de España, que ronda los 8.200 euros, y que queda muy lejos de los 1.105 que cuestan las públicas, según datos del Ministerio de Educación. Para que los estudiantes puedan asumir este gasto y formarse en facultades anglosajonas, existen tres vías puestas en marcha por los gobiernos de las tres regiones que conforman Gran Bretaña. En Escocia, el Gobierno cubre el 100% del importe de la matrícula, lo que quiere decir que al estudiante le sale gratis la carrera, excepto a los ingleses. En Gales, el Ejecutivo da una ayuda de entre 4.000 y 5.000 libras y en Inglaterra el Gobierno ofrece préstamos sin intereses por un importe máximo de 9.000 libras.

Universidad de Cambridge.
Universidad de Cambridge.

Para poder optar a esos créditos, hay que cumplir tres requisitos: ser ciudadano de algún país miembro de la Unión Europea, haber sido admitido en alguna universidad inglesa y que el grado esté en la lista student loans (préstamos para estudiantes) aprobada por el Gobierno. El estudiante comenzará a devolver el préstamo cuando su sueldo sea superior a 21.000 libras al año y una vez transcurridos 30 años la deuda habrá prescrito.

Los gastos de manutención van aparte. “Se necesitan unas 700 libras (845 euros) para gastos de piso o residencia universitaria, comida y demás”, señala Carolina Jiménez, directora de política educativa de British Council España. “En Inglaterra la mentalidad de los estudiantes es completamente distinta. A los 18 años, por norma general, se independizan y compatibilizan sus estudios con trabajos por horas, lo que se conoce como little Jobs (pequeños empleos). Tienen asumido que su vida adulta empieza a los 18 años”, remarca. Los departamentos de relaciones internacionales de los campus pueden ayudar al alumno a la hora de encontrar un mini empleo. También se pueden consultar las webs Jobs.ac.uk o JobcentrePlus.

La metodología de enseñanza “dista bastante” de la española, indica Carolina Jiménez. “En Reino Unido las clases magistrales representan una pequeña proporción del programa y el aprendizaje no se basa tanto en la memorización, sino en el desarrollo de trabajos prácticos guiados y tutorizados por un docente”. La coordinadora del grado Sport Studies de la Universidad de Bedfordshire, Amanda Jones, explica que el método británico apuesta por una estrategia proactiva, orientada a que los alumnos se habitúen al ritmo de trabajo del mercado laboral. “Se enfatiza el trabajo en equipo, el aprendizaje autodidacta dirigido por docentes y las tutorías personalizadas. Evitamos las clases magistrales de tiza y charla (de pizarra) y tratamos de que pasen más horas trabajando en pequeños grupos. La enseñanza es dinámica”.

Una capilla de la Universidad de Cambridge.
Una capilla de la Universidad de Cambridge.

Sea o no por la metodología de enseñanza, la tasa de abandono universitario en Reino Unido es del 16% frente al 30% registrado en España, apunta Jiménez en referencia a un estudio publicado por el Germany’s Institute for the Study of Labour.

En Reino Unido no existe la selectividad ni las notas de corte para acceder a un grado. Cada universidad fija unos requisitos de acceso y uno de los criterios para realizar la criba es la nota media obtenida en primero y segundo de Bachillerato. Los estudios universitarios en Reino Unido están homologados dentro del Plan Bolonia, la diferencia es que la duración es de tres años y no de cuatro como en España. “Si el alumno egresado en alguna universidad británica desea cursar un postgrado en España, es perfectamente compatible”, añade Jiménez.

Otra de las grandes diferencias con los campus españoles son los llamados student unions, asociaciones de estudiantes de diferentes ámbitos (culturales, gastronómicas, deportivas, o simplemente amantes del ajedrez, ente otras). A Luisa Bergel, estudiante española de 17 años matriculada en Management and Literature en la universidad King’s College London, este es uno de los aspectos que más le ha llamado la atención desde su aterrizaje el pasado septiembre. “Me fascina el movimiento estudiantil de los campus, la gente hace mucha vida y mucha piña universitaria. También pasamos muchas horas en la biblioteca y trabajamos mucho en equipo. Es un trabajo bastante autónomo”, cuenta en conversación telefónica.

Cinco años después de su graduación, la tasa de desempleo de los estudiantes que cursaron parte de su carrera en el extranjero es un 23% inferior a la de los que se quedaron en su país de origen, concluye el estudio de la Comisión Europea The Erasmus Impact. Aquellos a los que les atraiga la idea de salir, este jueves 23 de octubre el British Council organiza en Madrid la Feria de Educación Británica 2014, donde podrán encontrar representantes de más de una veintena de universidades británicas.

 

 Pasos a seguir

1- Elegir universidad. Para encontrar el campus que más se adapta a las necesidades del alumno, Carolina Jiménez, de British Council España, recomienda consultar rankings internacionales como el Times Higher Education, del diario británico The Times, o la University Guide elaborada por el periódico The Guardian. “El buscador de The Guardian es el más completo porque realiza las búsquedas por facultades, no por universidades. Es mucho más preciso”. En este punto también es importante decidir si se quiere vivir en una gran ciudad o en un lugar más tranquilo.

2- Preinscripción. Una vez escogido el campus, hay que formalizar la preinscripción en www.ucas.com, un site habilitado por el Gobierno británico. En esta web también se pueden realizar búsquedas de grados. Jiménez recomienda incluir todos los campos que interesen al estudiante. “Existen multitud de grados híbridos como el de art+management+international (arte+gestión de empresas+relaciones internacionales)”. A diferencia de España, las preinscripciones se formalizan con un año de antelación, cuando el alumno acaba de iniciar segundo de Bachillerato. En el caso de las universidades de Cambridge y Oxford, así como todos los campus que imparten medicina, odontología o veterinaria, el plazo finaliza el 15 de octubre. El resto de universidades lo hacen tres meses después, el 15 de enero.

3- Selección. El aspirante deberá mandar la nota media obtenida en Bachillerato. Si el estudiante está cursando segundo de Bachillerato, deberá remitir un escrito con los resultados que prevé obtener en segundo. Además, tiene que incluir el llamado personal statement, una carta de presentación en la que explique por qué quiere estudiar en Reino Unido y qué le motiva para cursar ese grado. Por último, tiene que mandar una carta de referencia elaborada por uno de sus profesores de instituto. Todo ello redactado en inglés, ya que para acceder a estas universidades el alumno necesita el Advanced (certificado oficial de Cambridge) o un 6,5 o 7 en el IELTS.

4- Préstamo. Una vez que el estudiante ha sido admitido, debe pedir el préstamo por el importe de la matrícula al Gobierno a través de esta web. Además, debe preguntar en su facultad si existen becas concedidas por la universidad y solicitarlas. Algunas ofrecen ayudas de entre 2.000 y 3.000 libras.

 

Para más información sobre estudios universitarios en Reino Unido, British Council España organiza la Feria de Educación Británica 2014 este miércoles 22 en el Hotel NH Constanza de Barcelona y el jueves 23 de octubre en el Hotel Meliá Princesa de Madrid. 

 

Más información