Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Perspectivas globales

Europa sigue siendo el problema, el cambio de política económica ni está ni se le espera

El ex secretario general iberoamericano y expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesia, preguntó a Michel Camdessus que cómo veía la economía mundial. El ex director gerente respondió: “excluyendo a Europa, el mundo no va mal”. Es un poco la visión que su compatriota Oliver Blanchard ha presentado en las perspectivas de otoño del FMI. La economía mundial ha reducido significativamente su crecimiento desde 2007 y parece haber entrado en velocidad de crucero próxima al 3%.

Pero la composición del PIB mundial ha cambiado mucho desde 2007. Se mantiene una tasa de inversión próxima al 25% del PIB pero todas las áreas han reducido su inversión excepto Asia donde supera el 40% del PIB, 5 puntos más que antes de la Gran Recesión. Por lo tanto, el estancamiento secular y el fantasma de la deflación son patologías de las economías avanzadas y muy especialmente de Europa y Japón.

El cambio de modelo de crecimiento chino fue centro del debate en el Foro Global Sur en Lanzarote la semana pasada, donde Iglesias lanzó la pregunta a Camdessus. Allí José Antonio Ocampo de la Universidad de Columbia advirtió que ha provocado una reducción de la demanda y precios de materias primas y los más afectados han sido Latinoamérica, especialmente en Brasil, y Rusia. Los ingresos fiscales han dejado de crecer y toca ajustar el gasto público, la demanda interna y los tipos de cambio a los nuevos precios relativos de exportación.

José Luis Machinea de la Universidad Torcuato di Tella destacó que el nuevo modelo de crecimiento chino reduce el crecimiento de sus importaciones y el crecimiento mundial y empiezan a competir en bienes intensivos en capital competencia de las economías más desarrolladas. Por eso advirtió que los países con modelos orientados a la exportación verán reducir su crecimiento y planteó una duda ¿seguirán siendo tan defensores de la libertad de comercio los países desarrollados?

EEUU crecerá a tasas próximas al 3% y la duda es ¿qué hará la Reserva Federal? Pronto dejarán de comprar bonos y aumentar su balance pero siguen sin mostrar mucha prisa por subir tipos de interés. Pero en algún momento empezarán a subirlos y meterán más presión sobre las economías más débiles y endeudadas. Latam se verá afectada negativamente en la inversión al aumentar los costes de financiación. También puede afectar negativamente a las primas de riesgo en los mercados que vuelven a estar en muchos casos en niveles de 2007 cuando estalló la crisis subprime. ¿Recuerdan?

Y Europa vuelve a ser el área con menor crecimiento y mayor deuda que sigue creciendo. El ajuste europeo ha sido muy asimétrico, como ha denunciado el FMI. Los países del sur han eliminado sus déficit exteriores por desplome de su demanda interna y aumento de la tasa de paro, mientras Alemania ha aumentado su superávit exterior desde 2007. Ocampo denunció en el Foro lo que en esta columna no paramos de resaltar: la inconsistencia del BCE desde 2008, comparado con la Fed, y la necesidad de un plan de inversión pública en Alemania. Y destacó que Alemania es la economía que más se ha beneficiado del euro ya que sin su protección la repatriación de su ahorro desde 2008 les habría provocado una intensa apreciación del tipo de cambio y una grave recesión.

Europa sigue siendo el problema, el cambio de política económica ni está ni se le espera y muchas deudas siguen en dinámicas de insostenibilidad. Malas noticias para España.