Fórmulas magistrales anticrisis

Laboratorios españoles capean la situación con internacionalización, fusiones y compras

Instalaciones de la farmacéutica Frosst Ibérica en Alcalá de Henares
Instalaciones de la farmacéutica Frosst Ibérica en Alcalá de HenaresRICARDO GUTIÉRREZ

Almirall acaba de vender a AstraZeneca los derechos de su franquicia respiratoria por 1.562 millones. Grifols, que se hizo hace cuatro años con la estadounidense Talecris por 2.800 millones, ha adquirido en los últimos meses la unidad de diagnóstico de transfusiones de Novartis por 1.240 millones y el 50% de la vasca Kiro Robotics por 21 millones. Faes Farma y Rovi han ampliado su presencia internacional con varios acuerdos. Zeltia ha vendido a la japonesa Chugai Pharma una licencia de comercialización de Aplidin (un fármaco para el mieloma múltiple). Y finalmente, Natraceutical y Reig Jofre llevan adelante estos días un proceso de fusión que va a alumbrar el quinto mayor laboratorio español cotizado.

No hay milagros, pero sí remedios contra una acumulación de cuatro años de caída del gasto en medicamentos en España, según la consultora IMS Health y la patronal Farmaindustria, con la constatación además de que no cambiará la tendencia antes de 2018. Las farmacéuticas españolas lo saben bien y han elevado su apuesta por los mercados exteriores como respuesta —entre otras medidas— a los cambios regulatorios y a la caída de sus márgenes, y con ello han mejorado en el primer semestre sus ventas y beneficios.

Junto a drásticas reestructuraciones del negocio y la búsqueda de nuevos fármacos, la compraventa de licencias y derechos de comercialización de medicamentos entre laboratorios españoles y foráneos (Pfizer, Merck, Johnson & Johnson o los citados AstraZeneca y Novartis) ha sido una constante. Hasta el punto de que una quinta parte de la facturación conjunta de Almirall, Faes, Rovi, Zeltia y Esteve responde ya al cobro de royalties y otros derechos.

En este escenario, Almirall, que registró en 2013 números rojos, ha empezado a recoger los frutos de su estrategia y ha cerrado el primer semestre de este año de nuevo con beneficios (19,1 millones) y significativos crecimientos de su resultado bruto de explotación y de sus ventas. A 30 de junio, Almirall tenía una posición de caja de 85,5 millones y una deuda financiera de 319,5 millones.

Cinfa, la reina de los genéricos

La potenciación del genérico, un mercado en el que España está aún a la cola de Europa con una cuota del 16,5%, está impulsando a laboratorios como Cinfa, Esteve o Uriach.

La navarra Cinfa es su estrella. Es la que más unidades vende a las farmacias en España, 700 millones, por delante incluso de las multinacionales. De capital 100% español, cuenta con dos plantas en las localidades de Huarte y Olloki, tiene casi mil empleados y contabilizó en 2013 ventas por 343,6 millones (de ellas, 320,6 millones en España). Reinvierte, además, el 90% de sus beneficios.

Por su parte, la químico farmacéutica Esteve cerró 2013 con una facturación de 810 millones, un 2,5% más que el año previo, y con un resultado recurrente positivo frente al negativo del año anterior. El grupo, que ha comprado un portafolio de 25 productos genéricos a la estadounidense Cypress, prevé aumentar en 2014 un 20% sus ventas de estos fármacos. La facturación de su filial de medicamentos sin licencia, Pensa, ascendió en 2013 a 308 millones, el 35% de los ingresos totales del grupo.

Las perspectivas para este mercado se amplían al concluir entre 2014 y 2015 la patente en España de ocho moléculas que acumulan más de 500 millones de euros en ventas.

La farmacéutica, controlada por la familia Gallardo, ha dicho que 2013 fue punto de inflexión para la compañía, que aceleró su paso con el lanzamiento de 28 productos y sentó las bases para crecer en los años siguientes. Y así parece haber sido, y no sólo por los resultados del semestre.

A inicios de año, Almirall completó la compra en EE UU de Aqua Pharmaceuticals por 238 millones de euros (cifra ampliable en 54 millones, en función del logro de ciertos objetivos) y a finales de julio acordó con AstraZeneca la transferencia de derechos de su franquicia respiratoria.

Analistas de Ahorro Corporación valoran positivamente este último acuerdo y señalan que Almirall “retiene potencial ligado al desarrollo de su franquicia respiratoria y adelanta el retorno financiero” a través de los pagos acordados que utilizará para potenciar otras áreas terapéuticas.

Otro hito reciente para Almirall ha sido la votación favorable del Comité para Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea del Medicamento a la combinación de dos fármacos del grupo utilizados en el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Una decisión, señalan los analistas de Bekafinance, que aumenta la visibilidad de su negocio.

Grifols, el gigante de los laboratorios españoles, ha sido en los últimos tiempos la otra cara de la moneda en la percepción de los analistas e inversores pese a elevar su beneficio en el primer semestre un 23%, tras la integración de la filial adquirida a Novartis, y elevar en un 16,7% sus ingresos. Los mercados esperaban más y casi inmediatamente después de comunicar los resultados a la CNMV su cotización sufrió un enorme castigo en Bolsa.

Analistas de Renta 4 señalaron que estos resultados incumplían sus previsiones (y las de consenso) a nivel de ingresos y márgenes. Y subrayaron, además, el elevado impacto del cambio de divisas en sus cuentas.

El tercer fabricante mundial de hemoderivados continúa con su expansión internacional y prevé comercializar a corto plazo sus productos de diagnóstico en China e India.

Grifols acumulaba a 30 de junio una deuda total de 3.163,3 millones, fruto sobre todo de la adquisición de su competidor Talecris en 2010 y del proceso de refinanciación concluido en el primer trimestre de este año que hizo que el coste de su deuda se situara por debajo del 3,5%.

La gallega Zeltia, que elevó en el primer semestre un 10% su cifra neta de ventas (la mitad las aportó su antitumoral Yondelis) y en un 16% su beneficio neto atribuible, ha recibido todo tipo de parabienes tras su citado acuerdo con la japonesa Chugai Pharma y los avances que ha comunicado en el desarrollo de algunos de sus nuevos fármacos. Especialmente elogiosos con la farmacéutica se han mostrado los analistas de Intermoney (“Zeltia es mucho más que Yondelis”, dicen).

Faes Farma, que incrementó en un 10,6% su beneficio y en un 3% sus ventas en el primer semestre, busca impulsar su crecimiento exterior mediante proyectos más ambiciosos que los desarrollados hasta ahora y que podrían incluir la adquisición de alguna compañía. En 2013 Faes abrió filiales en Chile, Ecuador y Colombia, países donde prevé triplicar sus ventas en los próximos cuatro ejercicios.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS