El controvertido doble liderazgo de Meliá y NH

Las firmas hoteleras figuran entre las 25 mayores del mundo por el peso de la deuda

Establecimiento de NH Hoteles en la Comunidad Valenciana
Establecimiento de NH Hoteles en la Comunidad ValencianaGONZALO ARTECHE

Meliá Hoteles Internacional y NH Hotel Group figuran entre las 25 mayores cadenas del mundo y están entre los grupos españoles que más invierten en el sector, pero la primera tuvo una caída del 39% en su beneficio (6,3 millones de euros) en el primer semestre y la segunda disparó en ese periodo sus números rojos (42,8 millones). Una y otra arrastran, a su pesar, los apalancamientos financieros más elevados —la mayor dependencia de la deuda— del conjunto de grandes hoteleras internacionales y van más lentas de lo que se proponían en sus planes de mejora del negocio y de venta de activos para corregir la situación.

NH, que en los últimos días ha ampliado su dieta china (con un nuevo acuerdo con HNA para mejorar sus cuentas y expectativas), y Meliá, que en las últimas semanas ha cerrado con éxito escaso una conversión anticipada de obligaciones que vencen en diciembre con igual finalidad, creen que ha mejorado el escenario en el que se mueven, el entorno económico y la demanda de alojamientos para ocio y para negocio, y que están progresando en sus estrategias de cambio, reposicionamiento, rotación de activos y renovación de hoteles (las dos buscan reducir el peso de los hoteles en propiedad en sus carteras).

Algunos datos parecen darles la razón. Así, según ha trascendido esta semana, los hoteles que operan en España registraron el mayor crecimiento en ingresos por habitación disponible (RevPar) de todo Europa en agosto, con un repunte del 14,5% respecto al mismo mes del año anterior, y ese mismo mes ha marcado también un hito al contabilizarse la cifra récord de 9,1 millones de turistas extranjeros en España.

NH, que ha reducido sus ingresos en un 1,1% y su resultado bruto de explotación en un 13,3% en el primer semestre, hace hincapié en que su resultado neto recurrente creció casi un 11% respecto a igual periodo de 2013; destaca la evolución positiva de los precios que subieron (0,2%) por primera vez tras dos años de caída; la mejora del nivel de ocupación (2,3%); y la rebaja que ha logrado renegociando sus alquileres de hoteles.

Su nueva estrategia, los recortes y la entrada de un socio chino relanzan a NH

Esta cadena, en la que priman los hoteles urbanos y de negocios, está inmersa en un plan estratégico a cinco años, que conlleva la renovación de su cartera, a la que va a destinar entre 200 y 220 millones, la salida de activos no estratégicos y la venta de los que no encajen en su nuevo producto. Dicho plan, que supone el rediseño de su marca y de sus hoteles en varios segmentos urbanos y uno vacacional (hoteles aportados por su socio Hesperia), tiene como objetivo elevar la facturación por habitación ocupada (ADR) para devolver al grupo a la rentabilidad.

El grupo, en todo caso, se ha desprendido entre junio de 2010 y junio de 2014 de 1.800 empleados (hoteles bajo gestión, al margen) y ha pasado de 393 hoteles a 369. Solo este año, de enero a junio, ha sacado de su cartera doce hoteles en España y uno en Italia. Los próximos establecimientos que saldrán de su porfolio son el NH Suites Prisma debido a que los propietarios del inmueble lo han vendido con el fin de dedicarlo a residencial de lujo, y el hotel Harrington de Londres, que el fondo Carey ha vendido a un inversor de Oriente Medio.

Dentro de los cambios, NH y el citado grupo HNA han acordado en los últimos días constituir una sociedad conjunta de gestión de hoteles en China, en Hong Kong, en Taiwán y en Macao, bajo la marca NH. El grupo asiático controlará el 51% de la nueva compañía. HNA es ya el principal accionista de NH tras haber pagado 234 millones por el 20% del capital en abril de 2013, que posteriormente amplió hasta el 21,7% adquiriendo la participación de Pontegadea a Amancio Ortega y, el 23 de octubre, podría incrementar hasta el 29,5% si se completa el acuerdo de compraventa de parte de la participación de la italiana Intesa Sanpaolo.

Según los analistas de Bankinter, con este proyecto, que valoran como positivo, NH estaría cumpliendo con su plan estratégico 2014/2018, que inicialmente se centró en la reestructuración de la deuda y desinversión de activos no rentables, para seguir con la renovación de gran parte de establecimientos (para lo que realizó una emisión de bonos) para incrementar rentabilidad del negocio y, finalmente, entrar en un mercado nuevo, el asiático (donde ya opera Meliá), que le permitirá aprovechar las sinergias que le brinda el grupo chino HNA.

Meliá reitera que va a vender activos por 100 o 125 millones antes de fin de año

Los analistas de Bekafinance creen también que el acuerdo anunciado con HNA es bueno para el accionista, destacan el crecimiento en el primer semestre del ADR en NH tras muchos trimestres de caída y esperan, además, para el tercer cuarto del año que “se vayan poniendo de manifiesto los frutos del reposicionamiento de los hoteles que se está llevando a cabo en 2014”.

La cadena balear Meliá Hoteles, que incrementó en un 6% su cifra de negocio y redujo en un 5% su beneficio bruto de explotación en el primer semestre respecto a igual periodo de 2013, subraya la tendencia favorable de la industria turística —con mejoras en todas las regiones—, en particular en Latinoamérica y el sur de Europa, donde se ha producido un aumento del 11% en los beneficios por habitación disponible (RevPar), pese a crecer los precios. De hecho, prevé un incremento “medio o alto” en el RevPar tanto para el tercer trimestre como para el conjunto del año.

El grupo mallorquín, que se ha desprendido en los últimos meses de 261 apartamentos del Sol Aloha en Torremolinos (Málaga) por 20,8 millones y del hotel Meliá Jardines del Teide de Tenerife que ha vendido a la inmobiliaria Hispania por 36,7 millones, va a seguir profundizando, dice, en el proceso de desapalancamiento iniciado gracias a la continuidad de la mejora en el negocio, las buenas perspectivas para la venta de activos (confirma su compromiso de vender por un mínimo de entre 100 y 125 millones de euros en el ejercicio) y al impacto de la conversión de bonos convertibles con vencimiento en diciembre de 2014 (finalmente se cerró este verano con una mínima demanda sobre los 200 millones de euros inicialmente previstos).

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, señaló a finales de julio que “con vistas al futuro, y junto al crecimiento orgánico y la mejora de la rentabilidad, el balance de la compañía seguirá fortaleciéndose de manera paralela a la reducción de intensidad en capital de su modelo de negocio, al beneficiarse de la importante demanda global existente por los activos hoteleros de alta calidad, que ofrece oportunidades para la realización de nuevas ventas a múltiplos interesantes”.

Una y otra cadena, en todo caso, se muestran optimistas respecto a sus negocios a corto y medio plazo. “La actual tendencia alcista de los mercados, incluido el español gracias a la incipiente recuperación de la demanda doméstica”, dicen en Meliá, “sumado a la importante contribución del tercer trimestre al resultado anual —cerca del 40% del Ebitda hotelero total— permiten” al grupo “mantener el optimismo respecto al final del ejercicio, con un incremento estimado de RevPar de un dígito simple medio-alto”.

En NH, por su parte, mantienen los objetivos adelantados en su guía para 2014: crecimiento del RevPar de entre un 3% y un 5% y del resultado bruto de explotación recurrente de entre un 5% y un 10% respecto al año anterior.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS