Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia se compromete a devolver “el máximo posible” de las ayudas recibidas

Las ganancias de la entidad crecen un 48% y las del grupo se duplican por la venta de participadas, el recorte de costes y la actividad bancaria

Atlas

Después de la venta de Catalunya Banc, con 12.050 millones de pérdidas para el contribuyente, el Gobierno ha lanzado en los últimos días el mensaje de que será posible recuperar no solo el dinero inyectado, sino algo más. Sin embargo, los gestores de Bankia no fueron este lunes tan lejos en sus declaraciones. A preguntas de los periodistas sobre las afirmaciones del Gobierno, José Sevilla, consejero delegado, se comprometió “a devolver el máximo posible de capital” recibido, sin llegar más lejos. Preguntado por si sentía la presión del Gobierno, aseguró que los gestores trabajan “con total autonomía”, siguiendo su plan estratégico 2013-2015.

Afirmó que será el Estado el que decida “el momento y la forma” en la que llevará a cabo su salida de la entidad y posterior venta en Bolsa. “Es una realidad que hoy Bankia vale 10.000 millones más que hace un año: en Bolsa estamos valorados en 17.000 millones y antes en 7.000. No queremos ser flor de un día, sino un valor sostenible. No tenemos más presión que la nuestra interna, no de fuera. Estamos gestionando Bankia con total libertad”, remató, en alusión al Gobierno.

La rápida mejora de los resultados de Bankia han levantado la polémica de si se podía haber hecho algo similar con Catalunya Banc o Novagalicia, es decir, colocar un equipo gestor de primer nivel que aumentara los resultados de estas entidades para así venderlas con menos pérdidas. El consejero delegado de Bankia no quiso entrar a valorar esta posibilidad y se remitió a las normas de Bruselas que obligan “a vender o liquidar Novagalicia y Catalunya Banc. Decir otras cosas sería elucubrar...”.

Fuente: Bankia.
Fuente: Bankia.

Sevilla agradeció la inyección de capital de los contribuyentes como un elemento clave para conseguir los resultados del banco. Bankia ha entrado en un círculo virtuoso en el que todos los resortes empujan el beneficio hasta junio: ha obtenido 340 millones de plusvalías con la venta de participadas, mantiene los efectos de la reducción drástica de gastos (tras cerrar mil oficinas) y ha frenado las provisiones por morosidad.

Estas alegrías se han conseguido, en buena parte, con los 22.424 millones de dinero público que recibió la entidad en mayo de 2012, así como los 18.520 millones en bonos de la Sareb por sus activos inmobiliarios dañados, colocados en el BCE.

No obstante, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri también ha mejorado los ingresos típicos de la actividad bancaria, es decir, el margen financiero y las comisiones, en un 12,6%. Bankia ha reducido el coste de los depósitos nuevos que está captando, al tiempo que ha elevado el margen que obtiene con los créditos otorgados. Para José Sevilla estos logros son positivos “porque se ha hecho en paralelo a la reducción de plantilla y sucursales”.

Hasta junio pasado, BFA, que tiene el 61,35% de Bankia, la mayor entidad rescatada y nacionalizada en la crisis, casi ha duplicado su beneficio: ganó 827 millones en el primer semestre del año, un 93% más gracias a las citadas plusvalías. El objetivo es cerrar 2014 con 1.100 millones, algo que superará, pero la entidad no quiere cambiar su anuncio oficial. “Acabaremos este ejercicio y luego veremos”, dijo Sevilla. En cuanto a Bankia, el beneficio neto en los seis primeros meses del año se situó en 431 millones, un 48% más que en el primer semestre de 2013.

La estrategia de Goirigolzarri ha sido acelerar la reducción de personal y oficinas durante 2013, el año negro de la banca, para estar preparado en 2014, cuando se inicia la recuperación de la economía, apuntan analistas consultados. De esta manera, tiene Bankia lista para competir con los demás. Sevilla negó que fuera competencia desleal tratar de quitar clientes al resto de la banca con el apoyo del dinero público.

El consejero delegado admitió que tras cumplir los primeros 18 meses del plan estratégico, la mitad del periodo, quedan muchos retos por delante, como mejorar la calidad de servicio de la entidad y subir el volumen de crédito, que ha caído un 3,3% hasta junio. Podría crecer en préstamos menores de un millón de euros y consumo. “En grandes y medianas empresas, así como en hipotecas, se tardará en crecer”, apuntó el número dos de la entidad. En el primer semestre ha mejorado ligeramente la tasa de morosidad hasta el 14,03%. Los depósitos de clientes aumentaron en 2.220 millones y los fondos fuera de balance en otros 1.473 millones.

Bankia no descarta más concentración en el mercado, como apuntaron hace días en CaixaBank. “Bankia es un ejemplo de que se puede ser más rentable con más tamaño”, advirtió.