La Generalitat responsabiliza a la Administración de Camps

El Gobierno de Valencia recalca que las irregularidades fueron en los datos de 2011 y anteriores

A través de una nota oficial, el Gobierno valenciano recalcó que “la investigación anunciada se corresponde a los datos de los ejercicios 2011 y anteriores” y que las “facturas no registradas” por los Gobiernos de Camps se afloraron mediante el plan de pago a proveedores aprobado en julio de 2012. Es decir, apenas un año después de que Fabra sustituyese a Camps al frente del Gobierno valenciano, tras dimitir presionado por los escándalos del caso Gürtel. “A partir de ese momento, la Generalitat decidió tomar las medidas necesarias e ineludibles en la línea de la transparencia y el control presupuestario como el Registro Único de Facturas, la contabilización en 15 días y la factura electrónica”, señaló el Gobierno de Fabra, que recalcó que “la apertura de la investigación no prejuzga el resultado”.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también responsabilizó al Ejecutivo anterior, presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero de la manipulación del déficit en la Comunidad Valenciana. Saénz de Santamaría explicó que en el periodo investigado el PP no estaba en el Gobierno central y que desde que gobierna el PP “no ha habido objeción”. La vicepresidenta obvió que durante los años de oposición de Rajoy, el PP presentó la Comunidad Valenciana gobernada por Francisco Camps como un ejemplo de buena gestión.

Fabra se enfrenta a una rebelión de la práctica totalidad de las organizaciones empresariales valencianas

La investigación de la Comisión Europea complica enormemente la situación del presidente valenciano, Alberto Fabra, que desde hace semanas ha elevado el tono ante el Ministerio de Hacienda para pedir una solución urgente al problema de infrafinanciación que le impide cumplir con los objetivos de déficit.

Fabra se enfrenta a una rebelión de la práctica totalidad de las organizaciones empresariales valencianas, que han expresado su hartazgo con el maltrato del Gobierno central en materia de financiación autonómica e inversión del Estado. Una rebelión que el presidente valenciano ha intentado sofocar propiciando un encuentro a tres bandas, en las próximas semanas, entre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; el Gobierno valenciano y las organizaciones empresariales.

El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, lamentó que Fabra haya “vuelto a provocar el descrédito absoluto” de la Generalitat y anunció que pedirá la comparecencia en el Congreso de Montoro.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS