Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jenaro García, de emprendedor modélico a maquillador contable

El fundador de Gowex acumulaba premios y elogios de políticos y empresarios

Jenaro García, fundador y presidente de Gowex.
Jenaro García, fundador y presidente de Gowex. EFE

"Goooood morning Madrid! Perfecta mañana para salir a correr". Este fue el mensaje que Jenaro García Martín (Madrid, 1968) lanzó el pasado jueves a través de su cuenta de Twitter, mientras su compañía, Gowex, se tambaleaba. Todas las miradas estaban puestas en su empresa de conexión inalámbrica a Internet, después de que una firma de análisis, Gotham, le acusara de ser un fraude, lo que llevó a la cotización a ser suspendida. Pero García Martín salió a correr e hizo como si la cosa no fuera con él. Acostumbrado a hacer oídos sordos a las críticas, este forofo de las redes sociales ha cultivado en Internet una imagen de hombre hecho a sí mismo, viajero, deportista, fan del Real Madrid y ganador de premios empresariales.

A García Martín el sueño de emprendedor le explotó ayer en las manos. Este madrileño, que creció en el castizo barrio de La Latina, dedicó la mañana del pasado lunes a contar en Radio Nacional de España dónde estaba la clave del éxito de su empresa. El domingo, sin embargo, lo dedicó a declarar en los juzgados, donde confesó que las acusaciones de Gotham tienen fundamento, y que lleva cuatro años falseando las cuentas de Gowex. "Estoy dispuesto a asumir las consecuencias y colaborar con la justicia. Encaro las cosas", dijo, también a través de Twitter.

Entre sus aficiones, Jenaro García destaca en Internet los deportes como el esquí, el buceo, el ciclismo y el atletismo. También la arquitectura y el arte, en especial el del renacimiento, el románico y el gótico. Y se declara amante de sus hijos, su familia y sus amigos. El empresario está casado con Florencia Maté, que aparece también como responsable de relaciones con los inversores de Gowex y es una de las cuatro personas que avalan con su firma las cuentas de la compañía.

"Una sociedad necesita referentes emprendedores como ustedes y por eso son tan merecidos estos premios", le dijo a García Martín el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace solo unas semanas en Bilbao. Fue en la entrega del galardón Startex, destinado a las empresas españolas con mayor proyección exterior. No es raro que el Gobierno pusiera como ejemplo la buena marcha de Gowex. Ni que ciudades como Madrid, Chicago o Dubai firmaran acuerdos con la empresa para ofrecer conexión a internet en lugares públicos y medios de transporte. Supuestamente sus ventas crecieron el 60% en 2013, hasta los 182 millones, y su beneficio fue de casi 29 millones. O eso decía García Martín, que al parecer movía el dinero de unas empresas a otras para simular una mayor facturación de la real.

Viendo la capacidad de García Martín para salir en la foto siempre bien, ahora parece complicado saber qué es verdad y que está maquillado en el currículum del madrileño. Según ha contado el propio García Martín en varios resúmenes de su carrera laboral, montó su primera compañía a los 19 años. Se dedicaba a importar automóviles a España desde otras partes de Europa. Se dedicó cinco años a la importación y la exportación. Estudió derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y en 1992, siempre según el currículum elaborado por el propio García Martín, se convirtió en analista y operador de mercados de divisas, materias primas y bonos de países emergentes.

Dice que creó su primera compañía a los 19 años para importar coches

Cursó un máster en la Universidad Complutense y en 1995 pasó a ser consultor de telecomunicaciones. Asegura que participó en la creación, junto a los compañeros con los que cursó un MBA una empresa llamada Intelideas Spanish ISP. En 1998 fundó, también dentro de las telecomunicaciones, Iber-X, que un año después tomó el nombre que ha sido hasta ahora su gran éxito: Gowex.

El demoledor informe que la firma de análisis Gotham realizó sobre Gowex dedica notables esfuerzos a desmontar mentiras (o al menos continuas contradicciones) en las que García Martín ha caído durante años. Por ejemplo, recuerda que en entrevistas a los medios en 2003 aseguraba que su empresa ganaba 42 millones de euros, cuando en realidad facturaba 2,7 millones. Gotham también ha rastreado la cuenta de Twitter de Jenaro García en busca de contradicciones, y destaca que el empresario colgó hace poco una fotografía desde las oficinas de Gowex en Nueva York, con vistas a la estatua de la libertad. Pero la empresa, según su página web, no tiene sede en esa ciudad.

Es un asiduo a las redes sociales, en las que relata su día a día

En su perfil de la red profesional Linkedin el empresario repasa varios de los premios que ha recibido en los últimos años en reconocimiento a su éxito. Por ejemplo, el galardón a la innovación emprendedora de 2012 de la consultora Ernst & Young. También destaca que en 2006 fue finalista al premio Príncipe de Asturias a la Excelencia Empresarial o diferentes reconocimientos entre los mejores emprendedores de 2000, 2006 y 2010.

La última en aplaudir a Jenaro García fue la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que visitó las oficinas de la empresa a la misma hora a la que Gotham hacía público su informe sobre el fraude en Gowex. Justo cuando las acciones se desplomaban, Botella sonreía y posaba para las cámaras con el fundador de la compañía. Lo presentó como "el ejemplo" de emprendedor madrileño.

Más información