Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea estudiará en los próximos dos años vender por Internet en España

La multinacional sueca dice que España soporta "un desempleo altísimo, menos servicios públicos, impuestos más altos, y la reducción de salarios acompañados de inflación"

Una tienda de la multinacional Ikea
Una tienda de la multinacional Ikea AP

Ikea Iberia tiene pensado durante los próximos dos años "explorar nuevos canales y formatos de comercialización". La filial de la tienda de muebles sueca señala en su informe anual del ejercicio 2013 que tienen pensado abrir más tiendas en España, pero además, que estudiarán en los próximos dos años la posibilidad de vender también con otros sistemas, "como pueden ser los servicios de venta a distancia y recogida o la venta por internet".

La empresa lleva tiempo probando nuevas formas de promoción de sus productos. En febrero de este año, el director de Comunicación y Sostenibilidad de Ikea, Arturo García, adelantó que colocarían "escaparates" de sus productos en el centro de las ciudades, para acercar a las zonas más transitadas y comerciales de la ciudad los productos de Ikea, a modo de anuncio publicitario para atraer a clientes a sus tiendas de las afueras. En esta presentación ya avanzó que les gustaría también implantar la venta online "en dos o tres años".

El documento sobre el ejercicio 2013, colgado en su página web, recoge los resultados del año, en el que facturó un total de 1.165 millones de euros, un 6,4% menos que en 2012. La empresa confirma así que el 2013 fue el ejercicio en el que registró la mayor caída de ventas desde que está en España, como ya mostraban sus cuentas entregadas al registro Mercantil hace unos meses. Ese balance, que no incluía una subfilial llamada Ikea Norte, ya apuntaba que el beneficio de Ikea Ibérica se redujo un 44% el pasado año, hasta 46 millones de euros. Ikea, en todo el mundo ingresó 28.500 millones de euros por sus ventas. Está presente en 24 países, con 303 tiendas y tiene 6.129 empleados.

En España la pérdida de confianza en el sistema y en las instituciones han traído una nueva mentalidad"

Además del informe económico, Ikea Iberia incluye en el documento de 2013 una carta firmada por su directora para España y Portugal, Belén Frau, donde recuerda que en 2013 abrieron una tienda en Sabadell y en 2014 la primera en la Comunidad Valenciana. "Además, en los próximos dos años desarrollaremos nuevos canales y formatos de comercialización para estar más cerca aún", señala también la ejecutiva.

En el informe, Ikea Iberia realiza un análisis de la situación económica actual, en el que la compañía se muestra muy pesimista. "La sociedad española afronta los retos de una crisis sin precedentes recientes y de un futuro incierto que impactan sobre la vida de millones de personas de forma muy significativa, tanto desde el punto de vista económico, como social".

Ikea considera que España vive "un momento difícil para muchas personas. En el ámbito de la economía, un desempleo altísimo, menos servicios públicos, impuestos más altos, y la reducción de salarios acompañados de inflación, entre otros, están impactando en la economía doméstica reduciendo la capacidad de compra de los hogares y limitado las posibilidades de las personas de crear nuevos hogares o de desarrollar sus planes de futuro. Socialmente España es un país en transformación. Una población más reducida y envejecida, más pesimista con respecto al futuro, especialmente los más jóvenes, y el desarrollo de nuevos estilos de vida han traído nuevas estructuras de hogar".

La multinacional alerta incluso de "la pérdida de confianza en el sistema y en las instituciones" en España, que dice que "han traído una nueva mentalidad, personas más concienciadas y dispuestas a adoptar soluciones alternativas, a emprender nuevas iniciativas y a adoptar un modo de vida más sostenible".