El Senado mexicano votará este viernes las leyes reglamentarias de telecos

La aprobación de las normas reglamentarias culminan una reforma al sector comenzada en junio de 2013

Con casi ocho meses de retraso el Congreso mexicano concluirá este viernes la reforma al sector de las telecomunicaciones, uno de los proyectos más ambiciosos de la agenda de Enrique Peña Nieto. El Senado discutirá y votará un dictamen de 612 páginas que pretende reducir el peso de gigantes como América Móvil, de Carlos Slim, y Televisa, de Emilio Azcárraga y facilitar la competencia para nuevas empresas de televisión, radio y telefonía.

El dictamen, que ha sido aprobado la medianoche de este miércoles por las comisiones con 25 votos a favor y 5 en contra, ha encontrado varias críticas que aseguran que la legislación secundaria diluye el ambicioso espíritu de la reforma y podría favorecer a una de las empresas reguladas. “El proyecto tiene el propósito de proteger a Televisa. Al duopolio de la televisión no se le toca ni con el pétalo de una coma”, dijo el senador Javier Corral, del PAN (derechas), quien ha sido un feroz crítico de la empresa de televisión desde hace años. Eduardo Sánchez, portavoz de la presidencia de México, aseguró que la intención del Gobierno es otra. “Que el usuario tenga acceso a mejores servicios con mejores precios”, dijo.

Con la reforma se creó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), un órgano regulador autónomo que en marzo pasado declaró actores preponderantes a América Móvil y Televisa, que por su importancia tienen la capacidad de fijar precios y restringir la oferta del mercado. Esta figura fue introducida en la Constitución para reducir la concentración de los sectores de la radiodifusión (Televisa) y telecomunicaciones (América Móvil).

Cualquier empresa que tenga de forma directa o indirecta más del 50% de usuarios, suscriptores, audiencia o tráfico en sus redes será catalogada preponderante y será sometida a un catálogo de medidas para fomentar la competencia. Por ejemplo, el IFT ha obligado a Televisa, que domina más del 60% del mercado, a compartir de forma gratuita sus señales con empresas de televisión de paga. Y América Móvil, que domina el 70% de la telefonía móvil y fija, debe de compartir su infraestructura con sus competidores. Ambas compañías han tramitado amparos para evitar acatar esto.

Los senadores votarán hoy la letra pequeña de la reforma, donde se encuentran las sanciones por violar las regulaciones del sector. Estas podrían ser de hasta el 20% de los ingresos anuales de las compañías. También deberán de despejar otros temas que han generado polémica. Entre ellos, un artículo que señala que las llamadas telefónicas y otros tipos de comunicación pueden ser intervenidos por la autoridad. Algunas asociaciones civiles, que consideran la medida una invasión a la privacidad, aseguran que no queda claro en el dictamen bajo qué casos se podrá usar la medida.

Las leyes secundarias también dibujan los lineamientos para hacer más fácil a los usuarios de la telefonía móvil cancelar sus contratos de servicios y mudar de compañía. Además, acaba con las tarifas de larga distancia en telefonía fija y móvil.

La reforma al sector comenzó desde junio de 2013, cuando Peña Nieto promulgó la histórica norma según lo acordado en el Pacto por México, una mesa de negociación entre el Gobierno del PRI y las fuerzas de oposición. En ese entonces todo fue aprobado por consenso. Mucho tiempo ha pasado desde entonces. El acuerdo entre partidos se rompió a finales de 2013 y los partidos de la derecha y la izquierda, PAN y PRD respectivamente, han sufrido enconos y divisiones en sus filas. La ruta para aprobar la legislación secundaria, que tendría que haber estado lista en diciembre de 2013, se hizo cuesta arriba.

Este viernes el PRI y su aliado, el Partido Verde, solo necesitan cuatro votos para aprobar con mayoría simple la legislación. El PAN, que tiene numerosas críticas y observaciones al proyecto, llega roto a la votación. Será la decisión de cada legislador si apoya o no la propuesta. En el PRD el panorama es similar. Algunos senadores ya han votado a favor del dictamen, lo que deja entrever una fácil aprobación en el Senado. Después de eso, las leyes serán enviadas a la Cámara de Diputados, donde el PRI tiene mayoría, para ser discutidas y aprobadas el próximo martes.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS