Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, más barata para comer, beber y fumar que la media de la UE

El precio de la ropa también es bastante inferior al de los países vecinos mientras productos electrónicos y vehículos están en línea con el resto

La propietaria de una cafetería en Pamplona sirve un desayuno.
La propietaria de una cafetería en Pamplona sirve un desayuno. AP

Comer, beber y fumar en España es más barato que la media europea, así como comprar ropa, según un informe que ha presentado este jueves Eurostat. En su conjunto, la oficina estadística europea calcula que la cesta de la compra y algunos de los servicios más comunes es más barata que en los países vecinos. En concreto, las familias desembolsan por estos productos el 95% de lo que cuestan de media en la UE, que se utiliza como base (100%) para la comparación. Por encima, el socio más caro es Dinamarca (140%) y, dentro de la eurozona, Luxemburgo (123%). Del lado contrario, el más barato de la UE es Bulgaria (48%) y, de la Unión Monetaria, Eslovaquia (71%).

Más allá del coste medio de la cesta de la compra, Eurostat, que ha utilizado para realizar este informe datos de más de 2.400 productos obtenidos de las estadísticas nacionales sobre inflación cruzados con el poder adquisitivo, detalla los resultados por destino de los bienes. Así, diferencia entre comida y bebidas no alcohólicas, tabaco y alcohol, ropa, productos electrónicos, transporte personal y, en el último apartado, restaurantes y hoteles. Las cifras representan el desembolso total que realizan los consumidores con los impuestos incluidos.

A este respecto, España solo supera la media de Europa en transporte personal, que comprende coches, bicicletas o motos sin contar con los costes de mantenimiento ni gasolina. Aunque apenas por un punto porcentual.

A continuación se sitúan los productos electrónicos, que en España cuestan un 99% de la media europea y la cesta de la compra, cuyo coste es del 93%. En este punto llama la atención que, pese a ser considerado como la huerta de Europa, el país no es ni de los más baratos de la UE ni de la eurozona.

En lo que respecta a la ropa España sí que está en el grupo de los países más baratos de la UE. En concreto, con un 87% se sitúa como el tercer socio donde vestirse es menos caro empatado con Portugal. El país presenta el mismo porcentaje en cuanto al coste de las bebidas alcohólicas y el tabaco.