AstraZeneca cae en Bolsa tras la retirada de la oferta de compra de Pfizer

La empresa sufre un retrocerso superior al 11% tras los rechazos a la propuesta de su rival

Madrid / Nueva York -
Dos fármacos de AstraZeneca y Pfizer.
Dos fármacos de AstraZeneca y Pfizer.Chris Ratcliffe (Bloomberg)

La farmacéutica AstraZeneca ha abierto este martes con caídas del 2,4% en su primer movimiento tras la retirada de la oferta de compra de la líder del sector, la estadounidense Pfizer. A medida que ha avanzado la jornada, sin embargo, ha logrado aplacar las ventas. Al final del día el retroceso era del 1,56%, hasta los 42,60 libras. Pfizer, por su parte, ha subido en torno al medio punto porcentual, hastra los 29,6 dólares.

La británica ya había sufrido un correctivo superior al 11% a lo largo de la semana pasada tras el llamamiento de Pfizer a sus accionistas para que presionaran al consejo de administración con vistas a tumbar su reticencia a sentarse a discutir la propuesta.

De hecho, la que estaba llamada a ser la mayor operación de la historia en el sector farmacéutico ha fracasado antes incluso de que se empezara a negociar. Pfizer retiró ayer la ofertas por AstraZeneca y abandonó oficialmente la compra de la británica tras haber puesto sobre la mesa hasta 116.000 millones de dólares (cerca de 88.000 millones de euros) hace solo una semana. Las dos partes tenían de plazo hasta ayer para decidir qué hacían con la operación, si segían adelante o la daba por perdida.

La multinacional estadounidense ya advirtió de que daría este paso si su rival no tomaba en cuenta la última propuesta como base para la discusión. Esta llegó tras un mes de repetidos tanteos que no llevaron a ningún lado. Pfizer admite de esta manera su derrota ante una AstraZeneca que se ha mostrado muy firme en su posición. La operación creó, además, bastante controversia política tanto en Reino Unido como en EE UU por su ramificaciones y su eventual impacto en el empleo o la investigación y la estructura fiscal del gigante.

AstraZeneca dijo desde el primer momento que prefería y por libre, y rechazó las ofertas por considerarlas inadecuadas. Pero Pfizer no lo ve así. "Seguimos creyendo que nuestra última propuesta era competitiva y representaba el valor real de AstraZeneca según la información que teníamos", ha insistido Ian Read, consejero delegado de Pfizer en el comunicado en el que ha dado a conocer su decisión final. "Tal y como hemos dicho desde el principio, el sentido de esta transacción era reforzar nuestra estrategia actual", ha añadido.

Por su parte, el presidente de AstraZeneca, Leif Chairman, ha dado la bienvenida al cese del acoso amistoso de su rival. "Celebramos la oportunidad de seguir creciendo como una compañía independiente tal y como hemos hecho hasta el momento", ha declarado en un comunicado en el que también valora que, tras esta decisión, van a poder centrarse en el negocio y su estrategia. La legislación británica obligaba a Pfizer a esperar otros seis meses para hacer otra oferta o tres si era AstraZeneca la que le invitaba a hacerlo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La última propuesta representaba un incremento del 15% respecto al precio que indicó a comienzos de mes. Además, la parte que se desembolsaría en efectivo sería mayor, del 45%. El resto sería a través de un intercambio de acciones. Ahora AstraZeneca deberá demostrar a los inversores que puede ir por libre. Para ello, confía en la cadena de medicamentos que está desarrollando en varías áreas terapéitcas y que espera comercializar en los próximos meses.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS