Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio bilateral entre China y España cayó un 1,3% en 2013

Las exportaciones españolas crecen por cuarto año consecutivo, pero a menor ritmo

España recibió 252.099 turistas chinos en 2013, un 35,1% más que el año anterior

Un empleado de un banco chino cuenta billetes de 100 yuanes
Un empleado de un banco chino cuenta billetes de 100 yuanes

La menor demanda española volvió a pasar factura el año pasado al comercio bilateral entre China y España, que cayó un 1,3%, hasta situarse en 21.306 millones de euros, según cifras facilitadas este miércoles por la embajada española en Pekín. En 2012, había descendido un 2,2%. Los intercambios se han visto lastrados por el descenso de las importaciones, que bajaron un 2,5% el año pasado, hasta situarse en 17.363 millones, tras haber caído también los dos años anteriores. Las exportaciones subieron un 4,1% en 2013, hasta 3.942 millones. El déficit comercial fue de 13.420 millones.

España prosigue así un continuo ascenso de sus exportaciones a la segunda economía del mundo. Han crecido por cuarto año consecutivo, en medio de los esfuerzos de muchas empresas por abrir mercados para compensar la crisis interna, pero lo han hecho a menor ritmo cada ejercicio: 34,1% en 2010, 27,1% (2011), 11,7% (2012) y 4,1% (2013).

Si se tienen en cuenta las reexportaciones desde Hong Kong y otros países europeos así como productos como desechos de cobre y aluminio, las exportaciones a China superaron 5.000 millones de euros el año pasado, según ha explicado el embajador de España en China, Manuel Valencia, en un encuentro con corresponsales. No ha sido facilitada la cifra comparable correspondiente a 2012. “Fuera de la Unión Europea, China es el tercer mercado más importante para España después de Estados Unidos y Marruecos”, ha asegurado Valencia.

Javier Serra, consejero comercial, ha afirmado que las importaciones han mejorado en 2014, “debido a que se está recuperando el dinamismo de la demanda interna en España”. Han ascendido a 4.560 millones de euros en el primer trimestre, frente a 1.023 millones las exportaciones. La cobertura (exportaciones dividas por importaciones), que da una idea del equilibrio o desequilibrio comercial entre dos países, se ha situado en 22,4 en el primer trimestre, frente a 22,7 en el conjunto de 2013. En 2008, era del 10,5.

Serra ha asegurado que 12.878 empresas españolas exportaron bienes a China el año pasado, casi el doble que a Japón y Brasil. Otras 2.000 compañías exportaron servicios por unos 1.000 millones de euros.

252.099 turistas chinos en 2013

Valencia también ha presentado las cifras de turistas chinos que visitaron España, una actividad, que, según ha asegurado, se ha convertido “en el nuevo niño bonito de la relación económica” entre los dos países. España recibió 252.099 turistas chinos en 2013, un 35,1% más que el año anterior.

Según Valencia, el perfil del turista chino a España es una persona a la que “le gusta comer, ver sitios emblemáticos y las compras”. Pernocta una media de siete noches por viaje y en 2013 gastó una media de 2.080 euros, un 14,1% más que en 2012. La embajada prevé que el mercado turístico chino hacia España siga creciendo "con cifras de dos dígitos en los próximos años”. Valencia ha asegurado que, de momento, no hay prevista una visita del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a China, como se espera desde hace tiempo, ante la irritación que ha provocado a las autoridades de Pekín la causa abierta en los tribunales españoles contra antiguos líderes chinos.