¿Son los depósitos adecuados para ahorrar a medio plazo?

El riesgo que se asume debe ir en función de la rentabilidad que se busca Los primeros 100.000 euros en depósitos en una entidad están “garantizados” por el FGD

Anuncio del interés de un depósito en un banco de Madrid.
Anuncio del interés de un depósito en un banco de Madrid. Álvaro García

Hace ya algunos meses que las entidades bancarias españolas están remunerando las imposiciones a plazo fijo de sus clientes a unos tipos de interés muy poco competitivos; y últimamente estamos viendo también como las extranjeras que operan en nuestro territorio se están adaptando.

Ya sea por la limitación/recomendación del Banco de España de no superar el 1,25% para depósitos con duración de un año; del 1,75% hasta los dos o del 2,25 si lo exceden; o bien por los bajos tipos de interés oficiales (los mínimos de la historia) los ahorradores que no quieren asumir riesgo tienen complicado obtener rentabilidades que superen holgadamente la inflación.

Como en todo instrumento de inversión, el riesgo que se asume debe ir en función de la rentabilidad que se busca; así que para superar el 3% con los condicionantes actuales hay que buscar productos algo más arriesgados.

Puede que haya personas que por conocimientos, miedo, situación económica o algún otro factor no quieran comprometer nada, ni siquiera en situaciones muy puntuales; partiendo de la base que el riesgo nulo no existe, el depósito bancario puede ser una buena alternativa:

A pesar de que el dinero de los clientes queda incorporados en el balance de la entidad, ya que es un “préstamo” que se le hace, en caso de liquidación o quitas que sufra esta los primeros 100.000 euros de cada persona en depósitos en una entidad están “garantizados” por el Fondo de Garantía de Depósitos español. Evidentemente, no sería una situación agradable debido a que el proceso de recuperación del capital puede ser algo engorroso, así que es preferible que estos, al menos, busquen entidades que tengan solvencia.

Desgraciadamente este tipo de personas tienen pocas alternativas: la más aconsejable sería formarse para conocer los riesgos de otros productos e intentar asumirlos. Mientras tanto, el producto con más seguridad es la inversión en deuda pública. De nuevo la rentabilidad obtenida dependerá del riesgo, es decir, de la solvencia de la Administración que emita los títulos:

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS