Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DÍA DEL TRABAJO

UGT y CC OO ven la recuperación como “propaganda” para captar votos

Los sindicatos celebran manifestaciones en más de 70 ciudades españoles

Méndez y Toxo consideran “fracasada” la política de austeridad de Rajoy

Exigen un cambio de política laboral, un gran acuerdo por la ocupación y el final de la austeridad

No se atisban brotes verdes, ni hay asomo de un final próximo de la crisis. Muy al contrario, los sindicatos observan un panorama económico preocupante y descreen de los mensajes esperanzadores que el Gobierno está lanzando sobre una recuperación real de la economía española. Cuando los líderes de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, escuchan esas “cantinelas” sobre el final del túnel, lo interpretan como una estrategia electoral para captar votos. Toxo lo dejó este jueves muy claro al considerar que los anuncios sobre la recuperación son “una inmensa operación de propaganda” que los partidos en el poder están empleando para “elevar sus maltrechas expectativas electorales”. “¿De qué recuperación hablamos con seis millones de parados en España?”, se preguntó Méndez.

Los máximos responsables de CC OO y UGT renegaron de las políticas de austeridad “fracasadas” y exigieron “promover el empleo de calidad” durante sus discursos al término de la manifestación central que estos dos sindicatos celebraron en Bilbao con motivo del Primero de Mayo, donde reunieron a unas 15.000 personas, según datos de los organizadores. La capital vizcaína se transformó en el epicentro de las reclamaciones laborales al coincidir, prácticamente en una misma calle, las movilizaciones de otras cuatro centrales: ELA, LAB, USO y la CNT.

“No hemos dejado atrás la crisis. Hay 24 millones de parados en Europa, de los que seis están en España”, insistió Toxo para rechazar la idea de una mejoría. Esta no llegará, a su juicio, hasta que se reduzca “sustancialmente” la tasa de desempleo, ahora en el 25,9% en España tras reducirse ligeramente en el último trimestre. La perspectiva económica sigue siendo negativa, dijo también Méndez, porque no para de caer el poder adquisitivo de los asalariados y “hay peligro de un enquistamiento del paro masivo”, que incluso podría alargarse hasta la fase de la recuperación. El resto son “tambores y fanfarrias”, remachó.

Las dos organizaciones sindicales demandaron “reformas” en la dirección opuesta a la que está marcando el Gobierno y propusieron “una nueva política fiscal, un aumento de la inversión pública y privada y que los salarios crezcan para dinamizar el marcado interior”, apuntó Toxo. Frente al intento de la “élite europea” de deshacerse del Estado social como si de un “fardo” se tratara, el secretario general de CC OO reivindicó “más cohesión social para [lograr] más democracia”, porque “la salida de la crisis no puede basarse en los minijobs (minitrabajos) de Alemania, que conducen a un trabajador a la pobreza aunque tenga empleo”. Y añadió: “La crisis no puede ser la coartada para todo”.

Sin empleo de calidad no hay recuperación fue precisamente el lema que encabezó la marcha de UGT y CC OO por las calles de la capital. El líder de Comisiones sostuvo que para conseguir “empleo estable y con derechos” es necesario que “reviertan los efectos más groseros de las reformas laborales” y se consiga “reponer el papel de la negociación colectiva como cauce para determinar las relaciones de trabajo y la calidad de los salarios”.

Toxo fue categórico al afirmar que España tiene “muestras de agotamiento del modelo constitucional de 1978”, por lo que instó a escapar de la crisis “sin generar más desigualdades”, porque en la actualidad “el 1% de la población española aumenta su riqueza mientras la inmensa mayoría se empobrece”.

“Hay peligro de un enquistamiento del paro masivo”, alerta Méndez

Méndez llamó a la unidad sindical y a la suma de fuerzas contra quienes “intentan desmontar el estado de bienestar”, dijo en alusión a las patronales. “A esos empresarios que hablan de ni-nis —los jóvenes que ni estudian ni trabajan—, yo les llamo in-im, incompetentes e impotentes para aportar algo positivo a este país”.

Las reformas que precisa España, coincidieron ambos, van en la dirección “contraria” a la que está marcando el Ejecutivo de Rajoy. Méndez se preguntó si se va a poner la recuperación económica “al servicio de la resolución del paro”, que es, según dijo, el problema fundamental que tiene ahora mismo Europa. Más bien, pronosticó, se optará por “estar al servicio del pago a los acreedores financieros” y “seguir con las políticas de austeridad”. Para Méndez, “si el pago de la deuda se plantea como un objetivo preferencial, inmediatamente se van a cortocircuitar las estrategias para resolver el problema del paro, el debilitamiento de los servicios públicos o el incremento de los niveles de la pobreza”. “Pedimos una política radicalmente distinta”, sentenció en un encuentro ante los periodistas y de sumarse a la manifestación, en la que participaron Patxi López, secretario general de los socialistas vascos, y Ramón Jauregi, candidato del PSOE a las elecciones europeas.

Protestas en toda España

Además de la manifestación convocada en Bilbao, otra de las marchas más multitudinarias ha tenido lugar en Barcelona. En la capital catalana, miles de personas han protestado contra la pobreza laboral y social, informa Clara Blanchar.

En Madrid también recorrieron las calles del centro de la ciudad miles de personas bajo el lema "Sin empleo de calidad no hay recuperación. Más cohesión social para más democracia". Los responsables madrileños de CC OO y UGT reclamaron un cambio político que acabe con la política de recortes.

En la Comunidad Valenciana, la convocatoria también ha movilizado a un buen número de personas en Valencia, Alicante y Castellón, informa Ferran Bono. Entre los eslóganes por el derecho al trabajo y por la dignidad del trabajador, había consignas y pancartas que denunciaban la falta de esperanza de la juventud, que se ha de marchar para encontrar trabajo.

En Andalucía, la manifestación central se ha celebrado en Granada y en ella CC OO y UGT han exigido modificar las políticas de empleo nacionales y europeas para fomentar un empleo de calidad como único camino para salir de la crisis.

Además de UGT y CC OO, sindicatos menos mayoritarios como USO, CGT y CNT también han convocado sus propias manifestaciones en diferentes ciudades para exigir un trabajo digno y denunciar la pérdida de derechos sociales y laborales "con la excusa de la crisis". Según aseguran en un comunicado, en este Primero de Mayo se ha sumado más gente a sus movilizaciones que otros años, lo que han achacado al creciente "descontento social" que ya se hizo notar en las Marchas por la Dignidad del 22 de marzo.

Por otra parte, el sindicato CSI-F, el más representativo en las administraciones públicas pero que tradicionalmente no convoca movilizaciones esta jornada, ha emitido un manifiesto en el que aboga por "renovar el contrato histórico de los trabajadores con un sindicalismo moderno, transparente, honesto y profesional".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información