Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple mejora ligeramente el ingreso y el beneficio trimestral

Los resultados son mejores de lo esperado pese a que constata que el crecimiento de la compañía se estanca

Una tienda Apple en Alemania
Una tienda Apple en Alemania REUTERS

Apple perdió frescura. O al menos para los inversores, que durante los últimos ocho meses vieron como el valor de la compañía no avanzó en Wall Street y sigue un 20% por debajo del precio que se pagaba por su acción cuando presentó el iPhone5. Ese estancamiento se ve en sus resultados. La tecnológica de Cupertino ganó 10.220 millones de dólares (7.400 millones de euros) en el trimestre, un 7,5% más, tras facturar 45.650 millones de dólares (33.045 millones de euros), un incremento en su caso inferior al 5%.

Las cifras corresponden al segundo trimestre del ejercicio fiscal, que en su caso arrancó el pasado octubre. El avance es pequeño. Hace un año su cifra de negocio fue de 43.600 millones, que le aportaron un beneficio de 9.500 millones. Los resultados del primer trimestre ya mostraron que el beneficio de 13.100 millones fue idéntico al del mismo periodo del ejercicio precedente.

Los resultados son mejores de lo esperado, lo que hizo que su acción se apreciara un 8%. Pero no muestran el empuje que se vio durante la última década. La percepción, al ver estas cifras, es que los mejores días de la compañía que creó Steve Jobs quedarán atrás y los inversores se preguntan cómo el nuevo equipo de gestión pudo perder la delantera en un mercado que dominó desde 2007.

Mientras se sigue especulando en Silicon Valley sobre el tamaño de su próximo teléfono o si estrenará reloj y televisión interactiva, lo que hay es que el Apple vendió en el arranque del año 43,7 millones de unidades del iPhone, frente a 37,4 millones de hace un año. En cuanto a la tableta iPad, bajó de 19,5 millones a 16,4 millones. El negocio de los Mac se mantiene en 4,1 millones.

El trimestre que coincide en el calendario con el arranque del año suele ser complicado, por la caída de la demanda tras la temporada de compras navideñas. En el caso de Apple, sin embargo, debería empezar a notarse ya el acuerdo con China Mobile. Tim Cook, el consejero delegado, tiene grandes esperanzas en Asia, donde su rival Samsung le lleva la delantera con dispositivos más baratos.

En busca de golpes de efecto

Una hora antes de presentar resultados, Apple estrenaba anuncio para el iPhone, con Gigantic de Pixies como música de fondo. Recuerda más a la publicidad del iPod, de cuando el producto se presentaba como algo chulo, como si tratara de recuperar la esencia original. Pero sobre nuevos productos no se sabrá nada hasta junio, coincidiendo con la conferencia anual de desarrolladores.

Apple necesita dar un golpe de efecto para entonces, porque el iPhone5 se está viendo con el tiempo que no fue capaz de atraer los usuarios que necesitaba para sostener su crecimiento. Debilidad que fue en paralelo a una caída en el margen de beneficio, que está al 39,3%. El temor es que su base de usuarios se congele, por eso hay gran interés en la nueva generación de dispositivos.

Estos miedos se reflejan en el valor de la acción de Apple. Hace un año se pagaba a 391 dólares. Recuperó el nivel de los 500 dólares en agosto. Pero tuvo gran dificultad para destacarse de los 550 dólares. Es decir, sus títulos se apreciaron un 35% desde el mínimo anual, pero aún pierde una quinta parte de su valor cuando se compara con los 702 dólares en septiembre de 2012.

Si se ve lejos el máximo histórico, aún más que vaya a superar los 1.000 dólares que se decía hace año y medio. Más que sus productos, lo que parece apoyó la remontada antes de estancarse es el masivo programa de dividendos y de recompra de acciones que está ejecutando Tim Cook. Así logra calmar los ánimos de inversores muy activos como Carl Icahn.

Apple también intenta llegar al pequeño inversor anunciando ahora un split de 7 a 1 de la acción, es decir, que divide lor títulos en paquetes más pequeños, y por cada acción dará siete a los inversores. Es el primero que hace desde 2005, y permitirá que las acciones tengan un valor más asequible para el gran público.

El nuevo ciclo de productos es importante porque puede ayudar a romper con ese estancamiento que se ve desde hace dos años en el negocio de Apple. Pero como dicen los analistas, está por ver si los usuarios actualizan también sus teléfonos. Cook lleva prometiendo desde hace tiempo que habrá nuevos productos y rechaza que Apple haya perdido su capacidad para innovar y sorprender.

Más información