Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nespresso cede y compartirá el diseño de sus cápsulas de café en Francia

Las autoridades de competencia francesas obligan a Nestlé a informar de los cambios que vayan realizando en su tecnología a los rivales que fabrican monodosis compatibles

Capsulas de café de la Nespresso.
Capsulas de café de la Nespresso.

Nestlé se ha comprometido ante las autoridades de Competencia de Francia a revelar las características técnicas de las cápsulas de café de su filial Nespresso, con lo que permitirá a sus rivales copiar los dispositivos. La propuesta vaticina el final de la conocida como guerra de las cápsulas en el país, donde otras compañías que comercializan cápsulas compatibles han denunciado a Nestlé ante el regulador por restringir la competencia en este pujante sector del negocio del café.

Las sociedades que acusan a Nespresso de bloquear su entrada en el mercado abusando de las patentes son L'Or Espresso, antigua Sara Lee y propietaria de Marcilla, y Ethical Coffee Company. Previamente, el gigante de la alimentación había abierto varios frentes judiciales en Francia y Suiza contra ellas por supuesto plagio.

Según la propuesta que ha hecho Nespresso a competencia para cerrar el caso, la filial de Nestlé se compromete a facilitar todos los detalles técnicos de sus máquinas a las empresas que así lo soliciten con tres meses de antelación antes de que salgan al mercado. Además, mantendrá la garantía de sus aparatos aunque se usen otra marca de monodosis, salvo casos evidentes de incompatibilidad. Junto a ello, ha garantizado que no hará comentarios críticos sobre sus rivales en la publicidad.

Para asegurarse que Nespresso cumple con su anuncio y para dar tiempo a los denunciantes a dar su visto bueno a la propuesta, las autoridades francesas abrirán un periodo de un mes para hacer un test de mercado. La fecha no es baladí, ya que incluye el día de la madre este 4 de mayo, una conmemoración que eleva las ventas. Por eso, Nespresso informará de inmediato sobre las características de su nuevo modelo de cafetera, la Inissia, que ya está en las tiendas. Si sale adelante, el acuerdo se revisará cada siete años.

Si la filial de Nestlé, que fue la primera que empezó a vender las cápsulas, no respeta lo acordado, afrontará sanciones por hasta el 10% de sus ventas mundiales, que rondan los 7.500 millones de euros. Según datos de Nestlé de 2012, uno de cada cuatro hogares de Francia cuenta con una máquina de café que utilizan monodosis en cápsulas. De ellas, una de cada tres es Nespresso.