Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia suspende el juicio de Panrico hasta el 6 de mayo

La ausencia de uno de los demandados permite a la empresa lograr el aplazamiento

Varios trabajadores se han concentrado ante la Audiencia para protestar contra los expedientes en Panrico y Coca-Cola.
Varios trabajadores se han concentrado ante la Audiencia para protestar contra los expedientes en Panrico y Coca-Cola.

El juicio sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Panrico no se celebrará hasta el 6 de mayo a las nueve de la mañana. En principio se iba a celebrar hoy, pero la Sala de Lo Social de la Audiencia Nacional ha decidido esta mañana aplazar el proceso ante la ausencia de uno de los demandados, que ha presentado un parte médico para justificar su ausencia.

Con un centenar largo de trabajadores de Panrico en la puerta de la calle del tribunal llegados desde Barcelona, todo estaba listo para que el juicio se celebrase este jueves a partir de las 10 de la mañana. La empresa, sin embargo, quería que se suspendiera. Y así se lo propuso el miércoles pasado a CC OO y CGT los sindicatos que han impugnado el despido colectivo ante la Audiencia Nacional. Para ello, aducía que hay en marcha una mediación por parte de la Generalitat catalana, que ya es el enésimo intento de mediar entre las partes.

El motivo de la suspensión ha sido la ausencia de uno de los demandados. En concreto, un representante de los trabajadores del centro de Valladolid, que remitió un parte de intervención quirúrgica. El despido colectivo fue aceptado por la mayoría de los 13 miembros del comité de negociación, compuesto por todas los centros de trabajo. Entre los firmantes estaban todos los representantes de UGT y tres de CC OO, uno de estos últimos es el que ha presentado el parte de intervención quirúrgica. No obstante, CC OO mantiene la demanda contra el despido colectivo.

Tanto CGT como CC OO reclaman la nulidad de la regulación de empleo de Panrico. Entre los argumentos que utilizan para reclamar esa anulación está el de la falta de representatividad en la constitución del comité de negociación. De sacar adelante este punto, eso supondría un error formal y, por tanto, un motivo de anulación.

En lo que respecta al enésimo intento de mediar, la Generalitat propone que la plantilla de Santa Perpètua abandone la huelga que mantiene desde hace cinco meses y negociar una propuesta que pasa por rebajar los despidos de Santa Perpètua de 154 a 103 y prejubilaciones, pero mantiene la rebaja salarial aparejada al ERE, de un 18%. Las conversaciones entre la dirección y los sindicatos se desarrollan por ahora con discreción y las partes se han emplazado a una nueva reunión el próximo miércoles 26. Por ahora, en las asambleas celebradas, los trabajadores de la fábrica en huelga han rechazado la última propuesta del ejecutivo catalán, pero por primera vez hoy en Madrid el presidente del comité de empresa, Ginés Salmerón (CC OO) ha contemplado la posibilidad de abandonar el paro. El aplazamiento del juicio hasta dentro de tres semanas ha sido recibido como un jarro de agua fría por unos huelguistas que acumulan el cansancio de cinco meses.

Muchos de esos huelguistas estaban en las puertas de la Audiencia Nacional tras viajar toda la noche de Barcelona a Madrid en autobuses y coches. Al conocerse la suspensión del juicio, el grupo, al que se habían sumado trabajadores afectados por el ERE de Coca Cola en Fuenlabrada (Madrid), ha cortado durante varios minutos la calle Goya, en el centro de Madrid. Posteriormente, se han retirado y solo han cortado la mitad.