Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria prorroga el precio de la luz hasta junio por la dificultad del nuevo sistema

El PSOE pide un Pacto de Estado para fijar otro método de cálculo de la tarifa

El ministro de Industria, José Manuel Soria.
El ministro de Industria, José Manuel Soria. EFE

El Ministerio de Industria ha remitido al Consejo de Estado una nueva versión de borrador del real decreto sobre el mecanismo de revisión del precio doméstico de electricidad en el que se fija el 1 de junio, y no el 1 de abril inicialmente previsto, como la fecha para la puesta en marcha de la nueva metodología, según han indicado en fuentes del sector. La decisión, adelantada este lunes por Cinco Días, hará extensible durante estos dos meses el precio de 48,41 euros por megavatio hora (MWh) fijado por el Gobierno para el primer trimestre, tras la invalidación de la subasta Cesur del 19 de diciembre, que se cerró con un precio de 61,83 euros.

La prórroga se produce después de que las eléctricas trasladaran la complejidad técnica de adaptar al nuevo escenario los sistemas de facturación. Algunas de las eléctricas calcularon que la adaptación podría llevar año y medio, y señalaron que en muchos de los contadores digitales ya instalados será necesario realizar reprogramaciones y adaptaciones a telegestión.

Precisamente ayer el PSOE presentó una moción a la mesa del Congreso de los Diputados en la que, dentro de una serie de 14 puntos, propone “impulsar un Pacto de Estado de la Energía a partir del diálogo de todas las fuerzas políticas y los representantes de la sociedad civil”. Con ello, persigue una reforma gradual y profunda del sector eléctrico.

El objetivo es “dotar a la política energética de una mayor estabilidad y seguridad jurídica de la que ha tenido en los últimos años”. Ligado a esto plantea realizar “una auditoría regulatoria sobre la aplicación de la normativa evaluando el impacto en las empresas previa a la elaboración de un Libro Blanco que incorpore un diagnóstico adecuado de la situación del actual marco regulatorio”.

El PSOE, asimismo, propone un nuevo sistema de precios en el que, a partir del mercado spot, se fije en función de los costes de generación de cada tecnología. El grupo socialista defiende un régimen estable de apoyo a las energías renovables y se opone a la reapertura de Garoña y a que las nucleares superen la vida útil, es decir, que se cierren progresivamente hasta 2028.