Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos crea 175.000 empleos en febrero pese al mal tiempo

El paro sube una décima hasta el 6,7%, pero no se espera que la Fed cambie de estrategia

Dos mujeres se resguardan de la lluvia en una tienda en Miami de Staples, la cadena que acaba de anunciar el cierre del 12% de sus establecimientos.
Dos mujeres se resguardan de la lluvia en una tienda en Miami de Staples, la cadena que acaba de anunciar el cierre del 12% de sus establecimientos. AFP

El severo invierno que sufre Estados Unidos está enfriando los datos desde diciembre y eso complica el análisis de la marcha de la economía, cuando se cumplen cinco años desde que Wall Street tocó fondo. La creación de empleo, sin embargo, repuntó en febrero. El mes pasado se registraron 175.000 nuevos ocupados, por encima de los 129.000 de enero. La tasa de paro, entretanto, subió una décima, al 6,7%. No se espera que la Reserva Federal vaya a cambiar la estrategia de retirada de estímulos.

La primavera se acerca, pero harán falta un par de meses más para tener datos más claros que indiquen hacia donde va la economía. El consenso en Wall Street anticipaba la creación de 149.000 empleos en febrero y que el paro bajara al 6,5%. Pero había opiniones para todos los gustos. Los indicadores de los dos meses anteriores se revisaron al alza y dan 25.000 empleados más de los anunciados. El de diciembre queda ahora en 84.000 empleos.

Aunque el indicador de febrero es mejor de lo publicado, la creación de empleo es ligeramente inferior a los 190.000 ocupados de media registrados durante el último año. Pero si el mal tiempo resulta ser un factor determinante en regiones como la de Nueva York o Chicago, la esperanza de los analistas es que en los próximos meses se pueda superar ese nivel sin problemas.

El Libro Beige de la Reserva Federal, que da detalles sobre la marcha de la economía en las 12 regiones del sistema del banco central, certificó el miércoles que la expansión continúa. Pero como señaló la presidenta Janet Yellen la semana pasada en el Senado, es difícil discernir en este momento el impacto de las nevadas y de las bajas temperaturas en las últimas estadísticas.

La próxima reunión de la Fed se celebra en menos de dos semanas. Será la primera presidida por Yellen, que públicamente ha dicho que quiere seguir con el plan de retirada de estímulos. Si se certifica que el mal tiempo es la causa principal de los débiles datos publicados, entonces será un problema temporal y podría proceder a un nuevo recorte en el programa de compra de deuda.

El mal tiempo, en principio, no debería ser un obstáculo para que las empresas que necesitan mano de obra contraten. Sí lo es para el consumo, donde se observan además cambios en los hábitos de gasto. Staples, la mayor cadena en el negocio de artículos de oficina, anuncia el cierre de 225 locales, el 12% de los que opera. También RadioShack, que se desprende de 1.100 tiendas, el 20%.

Los datos en el sector del comercio están siendo pobres y estos ajustes siguen a los anunciados por grandes almacenes como Macy´s y JCPenny, lo que se traducirá en decenas de miles de despidos. El dato de empleo de febrero muestra la pérdida de 4.000 empleos. El mal tiempo puede ser un factor que explica las caídas en las ventas, junto a la lenta recuperación económica, pero también se atribuye al empuje del comercio electrónico.

Volviendo al indicador, el total de parados en EE UU ronda los 10,5 millones de personas, de los que 3.8 millones son de larga duración. Son 1,6 millones menos que hace un año. Desde entonces, la tasa de desempleo bajó un punto porcentual. El paro juvenil afecta al 21,4%. La tasa de participación en febrero fue del 63%, mientras que se contabiliza en 7,2 millones los empleados que trabajan involuntariamente a tiempo parcial y en 2,3 millones las que están apartados del mercado laboral.

El paro, como insistió Yellen, es un dato clave pero no el único que sigue en su análisis. Y no todos son negativos. El índice de actividad industrial repuntó en febrero a 53,2 puntos. Todo lo que está por encima de los 50 puntos se considera expansión. La lectura que se hizo es que sin el efecto del mal tiempo podría haber sido incluso mejor y se espera una aceleración en primavera. El dato de empleo mejor de lo esperado elevó los tipos en los bonas a 10 años al 2,8%.

La Reserva Federal está comprando deuda pública e hipotecaria por valor de 65.000 millones de dólares mensuales, tras dos recortes de 10.000 millones en diciembre y enero pasados. El análisis del banco central es que el empleo mejora gradualmente, aunque no tan rápido como le gustaría. Wall Street no se descarta una pausa, pero lo más probable es que proceda a otro recorte.

Más información