La banca vuelve a reforzarse en deuda pública tras el repliegue de finales de año

La cartera de bonos y letras de las entidades engorda en 17.464 millones en enero, hasta situarla en 205.895 millones

La banca española llevaba desde finales del verano soltando lastre y reduciendo sus posiciones de deuda pública con el fin de que la foto de sus cuentas finales de 2013 mostrase menos peso de títulos soberanos, ante la incertidumbre del tratamiento que estos riesgos iban a recibir en las pruebas de resistencia de la banca. Pero este mes de enero ha aumentado su cartera de golpe en 17.464 millones de euros, hasta situarla en 205.895 millones registrados (incluyendo la deuda a vencimiento y la procedente de acuerdos de intercambio o temporales, los repos).

Este bocado de más de 200.000 millones supuso en enero el 29,91% del total de deuda del Tesoro en circulación, más de dos puntos porcentuales que la que controlaba en diciembre. Este refuerzo ha resultado paralelo a una leve contracción de la posición de 5.000 millones por parte de los inversores extranjeros, hasta los 293.367 millones, lo que supone el 42,61% del total, frente al 43,76% que suponía hace un año.

Más información
La deuda española intensifica su mejora de la mano de la banca de inversión
El fondo soberano de Noruega dispara su apuesta por la deuda española
La banca española vuelve a apostar por la deuda pública en el arranque de 2014
España vuelve a rebajar el coste por emitir letras tras la mejora de Moody's
Moody’s mejora la nota de España por primera vez desde el inicio de la crisis

En el otro extremo, los particulares están siguen reduciendo su inversión en bonos y letras del Estado. Las personas físicas abanaron el mes de enero con una cartera de 4,743 millones, el nivel más bajo de 2010, lo que supone un peso inferior al 1%.

Pero la compraventa y deuda española no requiere hoy por hoy de particulares, su cotización en el mercado no deja de mejorar y las rentabilidades exigidas por los inversores para hacerse con ellos han bajado del 3,4% en el caso de los títulos a 10 años. Es el nivel más bajo desde enero de 2006, mucho antes del estallido de la crisis, informa Álvaro Romero. Además de mejorar su nota por parte de Moody’s, HSBC dice que es un buen momento para comprar el papel del Tesoro.

Sobre la firma

Amanda Mars

Periodista. Corresponsal jefa de EL PAÍS en EE UU hasta abril de 2022. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS