Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de la vivienda encadena 69 meses de caída

Los pisos pierden un 30,2% de su valor desde 2008

El índice del Ministerio de Fomento arroja un descenso del 4,2% durante 2013

El precio de la vivienda encadena 69 meses de caída

El ladrillo fue héroe y algunos le achacan ahora el papel de villano. El sector inmobiliario sigue digiriendo el pinchazo de su burbuja, que contribuyó a impulsar la economía española hasta el primer trimestre de 2008. Desde entonces, ya van 23 trimestres, el precio de la vivienda encadena descensos de precios, según los datos difundido por el Ministerio de Fomento correspondientes al cuarto trimestre de 2013.

El valor de la vivienda alcanzó un máximo de 2.101,4 euros por metro cuadrado durante el primer trimestre de 2008. Seis años (69 meses) después el precio del metro cuadrado ha caído hasta los 1.466,9 euros, lo que representa un descenso del 30,2%. El índice del precio de la vivienda, elaborado por el Ministerio de Fomento, revela que el valor de los pisos está por debajo del de 2005.

Aunque la caída de precios de la vivienda libre se ha moderado respecto a trimestres anteriores, ha sufrido una nueva rebaja del 4,2% durante el año pasado y encadena seis años de descensos. La Rioja (con una caída del 16,4%), Castilla-La Mancha (-12,3%), Cantabria (-12,2) y Aragón (-11,5%) son las comunidades autónomas donde más disminuyó el precio del metro cuadrado de la vivienda libre durante el año pasado. Por el contrario, Baleares (con un aumento del 3,6%), Madrid (2,1%), Galicia (0,5%) y Canarias (0,3%) ya presentan números verdes.

Destacan la caída en el valor de las viviendas en Ávila (un descenso del 19,5%), Guadalajara (-15%) y Toledo (-15,3%). Estas poblaciones próximas a Madrid fueron protagonistas durante el boom inmobiliario por acoger grandes desarrollos urbanísticos para atraer a personas que trabajaban en la capital. Estas viviendas, muchas en manos del banco malo, están saliendo al mercado a precios muy rebajados. Además, hay que contar con el efecto estadístico —una variación en una muestra pequeña supone un gran cambio porcentual— para explicar estos importantes descensos.

En el lado contrario, sobresalen las subidas en Las Palmas de Gran Canaria (el precio del metro cuadrado de la vivienda libre sube un 7%) y Pontevedra (3,9%).

En cuanto a las ciudades con el metro cuadrado más caro están San Sebastián (3.365,6 euros), Getxo (2.950,4 euros), Leioa (2.571,8 euros), Bilbao (2.558,5 euros), Calvià (2.543,8 euros), Barcelona (2.446,5 euros) y Pozuelo de Alarcón (2.440,6 euros) y Alcobendas (2.416,9 euros). En cambio, las urbes con los pisos más baratos, de más de 25.000 habitantes, son Jumilla (524.5 euros por metro cuadrado), Ontinyent (570,3 euros), Elda (577,1 euros), Villena (607,5 euros), Tomelloso (610,2 euros) y Crevillent (629,6 euros).