Barclays aumenta los bonus a sus directivos y recorta empleos

La entidad, sacudida por los escándalos, ajustará plantilla en hasta 12.000 personas

Una ofician de Barclays en Barking, Reino Unido.
Una ofician de Barclays en Barking, Reino Unido.Chris Ratcliffe (Bloomberg)

El banco británico Barclays, que no logra sacudirse de encima la mala imagen que le persigue desde que en 2012 protagonizara el escándalo por la manipulación del Líbor, ha anunciado esta semana que en 2013 multiplicó beneficios, lo que le vale para aumentar en un 10% los bonus a sus directivos. Sin embargo, pese a las ganancias, seguirá adelante con sus planes de cerrar oficinas en Reino Unido y, tal y como ha revelado la entidad este martes, llevará a cabo un duro ajuste de personal. Así, ha avanzado que reducirá plantilla en entre 10.000 y 12.000 personas, un 8,6% del total de trabajadores.

El consejero delegado de Barclays, Antony Jenkins, ha informado de que están ultimando el ajuste de personal para llevarlo a cabo este mismo año. Del total, ha añadido, unos 7.000 empleos corresponden a Reino Unido. Además, ha precisado que se suprimirán 820 puestos de alta dirección, de los que 220 serían directores gerentes y 600 directores. Asimismo, la entidad detalló que 400 de estas bajas tendrán lugar en puestos sénior de su división de banca de inversión, la más afectada por la reestructuración. En cuanto a los otros entre 3.000 y 5.000 puestos, el directivo ha reconocido que aún no han desglosado de dónde procederán.

Barclays, que a lo largo del pasado ejercicio ya suprimió más de 1.600 puestos de trabajo a tiempo completo y cerró 500 sucursales, expresó su confianza en que gran parte del mismo pueda llevarse a cabo mediante bajas voluntarias. En España, la entidad concluyó el pasado septiembre el plan de ajuste de capacidad con el cierre de 160 oficinas y, de momento, se desconoce si la nueva ronda de despidos afectará a la filial española.

En cuanto a sus resultados, Barclays, que se vio forzado a publicar este lunes un adelanto después de que el Financial Timesavanzara unas cuentas "demasiado aproximadas" a la realidad, ha confirmado que en 2013 ganó 2.900 millones de libras (3.488 millones de euros) antes de impuestos.

Según el método contable obligatorio, la entidad registró en 2013 un beneficio atribuido de 540 millones de libras (640 millones de euros), frente a unas pérdidas de 624 millones de libras (751 millones de euros) el año anterior. Estas ganancias suponen multiplicar por 11 las obtenidas en 2012, cuando tuvo que pagar multas millonarias por el caso de manipulación que sacudió la imagen de toda la City (centro financiero) de Londres.

No obstante, no todo el balance del ejercicio recién concluido es tan positivo, ya que en el cuarto trimestre sufrió un recorte repentino de ingresos lastrado por su división de banca de inversión, que entró en pérdidas. Los números rojos por 329 millones de libras (395 millones de euros) de esta unidad desplomaron en un 86% los beneficios antes de impuestos entre octubre y diciembre, hasta los 191 millones de libras (230 millones de euros).

Asimismo, las cuentas de 2013 de la entidad británica reflejan un impacto negativo de 1.350 millones de libras (1.620 millones de euros) por provisiones relacionadas con la comercialización indebida de seguros de protección de pagos.

Provisión adicional por juicios

Pero ahí no acaban las cargas adicionales. En el último trimestre, el banco también realizó una provisión imprevista de 330 millones de libras para cubrir los costes de los procesos judiciales que arrastra y gastos de regulación. De hecho, contando con las cargas extraordinarias y los costes de reestructuración, los beneficios ajustados bajan con respecto a 2012. El banco, que tiene una plantilla de 139.000 trabajadores, se vio obligado a realizar una ampliación de capital de 5.800 millones de libras (unos 6.800 millones de euros) para cumplir con los nuevos mínimos de capital. También redujo de forma considerable su exposición al riesgo soberano y anunció que limitará el pago en efectivo de los beneficios.

Además, dentro de la serie de despropósitos que sigue en los últimos tiempos a la entidad pese al cambio en la dirección, el supervisor británico le está investigando por el robo de datos confidenciales de 27.000 clientes que luego fueron vendidos a operadores de Bolsa.

El cambio en los créditos fiscales de España le cuesta 530 millones

El cambio de criterio en España sobre los créditos fiscales de la banca supuso a Barclays anotarse unas pérdidas de 440 millones de libras (530 millones de euros) en el tercer trimestre de 2012, según ha informado la entidad en el comunicado con sus resultados remitido a la CNMV británica.

En sus cuentas, el banco reconoce el impacto de esta partida extraordinaria en sus beneficios, que bajan un 48% en términos ajustados, hasta los 2.395 millones de libras (2.883 millones de euros). Según el método contable obligatorio, la entidad registró en todo el año un beneficio atribuido de 540 millones de libras (640 millones de euros), frente a unas pérdidas de 624 millones de libras (751 millones de euros) el año anterior.

Además de los créditos fiscales, el banco también hace hincapié en que tuvo que anotarse pérdidas por su exposición al negocio español de las renovables, donde las decisiones del Ejecutivo de recortar las ayudas al sector han puesto a las compañías en difícil situación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS