El interés de los bonos a 10 años baja del 4% por primera vez desde 2010

La prima de riesgo cerra cerca de los 200 puntos básicos

La prima de riesgo española, que se mide por el sobrecoste de financiación de la deuda pública española respecto a la alemana y resulta un buen termómetro de la salud financiera de un país, ha logrado ya muy cerca de los 200 puntos básicos en los bonos a 10 años. El indicador, que ya acabó 2013 en sus niveles mínimos desde junio, concluyó esta primera jornada de mercado de 2014 con una rebaja de 19 puntos básicos, hasta situarse en un diferencial de 203 pasadas ya las siete de la tarde. Por primera vez desde mayo de 2010, los bonos han bajado su interés del 4%.

La prima significa que los inversores que compran bonos españoles a 10 años en el mercado secundario (el de compraventa de títulos ya emitidos por el Tesoro) un interés 205 puntos básicos (0 2,05 puntos porcentuales) superiores a los bonos germanos, considerados los más fiables de Europa. Mientras que el bund alemán pagaba hoy una rentabilidad del 1,93%, los españoles ofrecían un 3,965% y los italianos un 3,966%.

Pero hace 10 años, junto al arrancar 2004, este diferencial sencillamente no existía, y los bonos españoles pagan el mismo interés que a los alemanes, incluso alguna milésima por debajo en algún momento de aquel enero. España era hace una década un país triple A, la máxima calificación crediticia que otorgan las agencias de rating, cuando ahora se encuentra a dos pasos del bono basura.

Los títulos a 10 años pagan un interés inferior al 4% y los de 5 años por debajo del 2,5%

Ahora, lograr bajar ese diferencial o prima de riesgo de los 200 puntos básicos supondrá, cuando se logre, romper una barrera psicológica en toda regla para una deuda pública que hace solo año y medio, en julio de 2012, llegó a pagar en el mercado hasta un 7,5% de rentabilidad, tres y puntos y medio más de los que paga hoy, una línea roja que puso a España cerca de necesitar una rescate.

Más llamativa en la buena marcha que experimentan los bonos a cinco años, que se han colocado hoy a los inversores con un 2,508% de rentabilidad, un nivel que no se lograba desde 2005, cuando la Gran Recesión no se intuía. Italia paga más, un 2,560%, mientras que Alemania no desembolsa más que un 0,929% por los mismos títulos.

Hace justo una década España pagaba lo mismo que Alemania, la prima de riesgo era cero

El programa de compras de bonos aprobado por el Banco Central Europeo (BCE) frenó la tormenta en los mercados para los países periféricos de la zona euro en verano de 2012 y, en el caso de España, el programa de salvamento europeo para la banca con problemas acabó por controlar la situación, con lo que la cotización de los títulos de deuda española empezó a mejorar.

En el mercado primario, es decir, en las subastas de deuda del Tesoro Público, también ha mejorado el apetito de los inversores por la tan traída y llevada marca España. Los tipos de interés medios efectivos de las emisiones de 2013 hasta noviembre, último dato disponible, han bajado hasta el 1,70%, cuando acabó 2012 en el 3,01%. Sin embargo, el desembolso de España en gastos financieros no deja de crecer porque el volumen total de deuda hace lo propio año tras año y roza ya el billón de euros.  En octubre, no obstante, se dio un leve respiro y encogió en 3.000 millones, hasta los 952.000 millones de euros, niveles máximos históricos.

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción