Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “Tendremos un fondo de resolución único en diez años”

El ministro de Economía cree que el acuerdo del Eurogrupo es un “avance importante”

El ministro español de Economía, Luis de Guindos (derecha), conversa con el presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, al comienzo de la reunión de Ministros Europeos de Economía y Finanzas (Ecofin) en Bruselas
El ministro español de Economía, Luis de Guindos (derecha), conversa con el presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, al comienzo de la reunión de Ministros Europeos de Economía y Finanzas (Ecofin) en Bruselas EFE

Habrá que esperar diez años para ver un fondo de resolución verdaderamente único, como reclamaba ante la Eurocámara esta semana el presidente del BCE, Mario Draghi. “Hemos alcanzado el objetivo y eso es un avance importante” ha declarado esta mañana Luis de Guindos a la entrada del Ecofin —la reunión de ministros de Economía de la UE— sobre el fondo único de resolución que han acordado los ministros de Economía de la zona euro, que estará disponible en una década y que ahora tienen que “rematar” con el resto de responsables europeos. El Eurogrupo ha acordado reducir el papel del MEDE —el fondo europeo de rescates— de cara a la liquidación de bancos, papel que asumirá el fondo de resolución único.

Durante el tiempo transitorio hasta que el fondo de 55.000 millones esté disponible, el ministro ha afirmado que existirá una “red de seguridad” y que por el momento se han establecido “una serie de cortafuegos” que evitarán cualquier desastre en el caso de que algún banco europeo se acerque al abismo. Los bancos españoles estarán lejos de hacer temblar el sistema financiero europeo según Guindos, que asegura que durante los dos próximos años las entidades españolas no necesitarán ayudas y en caso de que las precisen podrán acudir a los mercados sin necesidad de que el sistema público intervenga.

La red de seguridad es, a juicio del ministro, “bastante espesa”. Si en el período en el que el fondo termina de ser completamente único, un banco necesita ayudas públicas, primero se repartirán las pérdidas con los accionistas, después entrará en juego el fondo -que se irá mutualizando poco a poco cada año- y por último, “habrá posibilidades de establecer otros cortafuegos adicionales”. Cuando llegue la hora de liquidar un banco, la Comisión Europea dará su opinión y si es favorable a cerrar la entidad, será el Consejo -que representa a los Estados miembros- quien deba dar el paso final.

Más información