Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Especial Ahorro Inteligente

Llenar el depósito sin vaciar el bolsillo

Llenar un tanque de 55 litros de gasolina cuesta 70 euros y de gasóleo, 68 euros

Repostar en zonas industriales o urbanas sale más barato que en autopista

Una gasolinera ubicada en el centro de Madrid.
Una gasolinera ubicada en el centro de Madrid.

Como en aquel anuncio en el que sus protagonistas volvían a casa por Navidad, una gran mayoría de los españoles lo hace y además, con su propio vehículo. La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que habrá 16 millones de desplazamientos en la operación especial de tráfico de 2013, una cifra similar a la de la campaña anterior. Las vacaciones son fechas claves en las que los viajes de largo recorrido aumentan y con ellos también lo hace el consumo de combustible. Para combatir la subida de precios que acompaña cualquier operación salida y cuando es inevitable viajar en coche, hay distintos métodos que ayudan a llenar el depósito sin vaciar el bolsillo.

Decálogo del conductor eficiente

  1. No pisar el acelerador en el momento de arrancar.
  2. Para un motor de gasolina es recomendable hacer el cambio a 2000-2200 revoluciones. Si es de gasoil en torno a las 1500-1800.
  3. Cambiar de primera a segunda en los seis primeros metros o a los dos segundos de avanzar.
  4. Mejor una marcha larga con el acelerador más pisado que una marcha corta con el acelerador menos pisado.
  5. Usar la marcha más larga, es decir, usar la cuarta frente a la tercera si las circunstancias lo permiten.
  6. Levanta por completo el pie del acelerador cuando se comience la detención del vehículo.
  7. Revisar la presión de los neumáticos en frio y una vez al mes.
  8. Tener unas ruedas de mayor eficiencia energética reducen la resistencia a la rodadura y ésta el consumo de combustible.
  9. Reducir la marcha lo más tarde posible, sin poner en riesgo la circulación, especialmente en las bajadas, donde el vehículo puede adquirir mayor velocidad.
  10. Se recomienda parar el motor en paradas prologadas de más de un minuto.

Fuente: Información recopilada por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE)

Repostar en zonas industriales, urbanas o en pequeños municipios sale más barato que en autopista, asegura Luis Puerto, responsable técnico del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). Este experto también recomienda usar las distintas aplicaciones móviles y la tecnología para encontrar las gasolineras con los precios más competitivos. “Hay estaciones de servicio que optan por un modelo low cost para atraer a más consumidores: bajan el precio del litro de combustible, no tienen personal y la oferta de combustible se reduce al básico, gasolina 95 y diésel, pero el conductor en un repostaje se puede ahorrar entre 3 y 4 euros y a largo plazo supone un ahorro de entre 200 y 300 euros”, explica Puerto.

El coste del combustible está en continuo cambio ya que refleja las oscilaciones del precio del petróleo en el mercado. Según los últimos datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, con datos a 9 de diciembre, llenar un depósito de 55 litros de gasolina costaba 77,25 euros. Si el combustible utilizado es el gasóleo, el desembolso era de 75 euros. Hace un mes la misma operación suponía un gasto de 76 y 73,6 euros, respectivamente.

En el informe Análisis de precios de los combustibles en España elaborado por el RACC se analiza el llamado ‘efecto lunes’ –las gasolineras bajan el precio con respecto al domingo para quedar bien en la estadística europea y lo vuelven a subir el martes–, aunque esta práctica ha dejado de ser empleada por las empresas ante la amenaza del Ministerio de Industria y la apertura de un expediente por la extinta Comisión Nacional de la Energía. Además, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) se quejó al Gobierno el pasado febrero de no llevar a cabo las 23 medidas que el organismo recomendó para aumentar la competencia en el sector de los carburantes, frenar los márgenes de beneficio de las petroleras y bajar así el precio de los combustibles. Concretamente en España el precio sin impuestos del carburante es más alto que en el resto de Europa. Hasta que estas recomendaciones no se materialicen habrá que buscar la manera de esquivar los precios más altos y encontrar las gasolineras más baratas.

Gasolineras a un clic

Es una tarea ardua conocer los precios a tiempo real de todas las gasolineras en un radio de 4 kilómetros, por ejemplo. El desarrollo de aplicaciones móviles como Gasolineras de España permite que, introduciendo los datos básicos de nuestro vehículo –combustible utilizado, capacidad del depósito, el consumo medio, la ubicación actual, entre otras– te haga una selección de las estaciones de servicio más baratas y más cercanas en función de nuestras preferencias. Así se ahorra combustible y tiempo. “La idea nació en 2010 de una necesidad personal ya que en esa época viajaba mucho y necesitaba encontrar gasolineras baratas. Hemos ido avanzando en su desarrollo y ahora recopila todos los datos disponibles en Geoportal, del Ministerio de Industria. Creamos una aplicación sencilla porque podía resultar muy engorroso consultar esta misma página desde la web de un móvil”, explica Alberto Alonso, cofundador de Mobialia, empresa que ha desarrollado la aplicación, disponible en Android e IOS, que ya ha recibido casi un millón de descargas.

Aplicación de Gasolineras en España
Aplicación de Gasolineras en España

Geoportal es una plataforma del Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) que además de ofrecer información de las estaciones de servicio a nivel nacional, ha recopilado los principales planes de descuentos de las grandes superficies y cadenas asociadas a la venta de gasolina. Además de esta iniciativa institucional, Amovens, una de las plataformas españolas de coche compartido, realizará un sorteo a través de las redes sociales, del 17 de diciembre al 31, en el que repartirá vales de gasolina a los usuarios de la plataforma. En la navidad de 2012 ya realizaron una campaña similar.

Además de Gasolineras en España, hay otras aplicaciones como Fuel Calculator, que recopila la información del consumo para posteriormente hacer un estudio de ahorro con datos tan sencillos como el precio por litro. Si lo que se necesita es calcular la gasolina que se gasta en una determinada ruta, hay una aplicación que mide el consumo con respecto a la distancia del viaje. La plataforma tiene en cuenta detalles como si se usa el aire acondicionado o la calefacción, se viaja con las ventanillas bajadas o con las luces de cruce, elementos todos ellos que condicionan el consumo de carburante. Drive Gain es otra aplicación, de origen estadounidense, que ayuda a ahorrar combustible al mismo tiempo que se conduce. Hace las veces de instructor que recuerda las técnicas y métodos de una conducción eficiente.

Ahorra hasta un 20% con una conducción eficiente

Pero más allá de buscar las estaciones con los precios más bajos y las aplicaciones móviles hay otras vías para ahorrar en combustible. Una opción directa y fácil para ello es realizar una conducción eficiente. La Confederación Nacional de Autoescuelas Españolas (CNAE) es una de las entidades que organiza cursos de conducción eficiente, tanto a profesionales del sector como a particulares y empresas, para divulgar las técnicas y métodos que mejoran el uso del coche.

Ficha de un usuario de un curso de conducción eficiente.
Ficha de un usuario de un curso de conducción eficiente.

Los cursos duran 6 horas: el conductor realiza una primera prueba práctica de conducción en la que conducirá tal y como suele hacerlo. Los datos obtenidos se compararán con los que se obtendrán de una segunda prueba, después de haber impartido la teoría y aplicando las técnicas de eficiencia. “La media de ahorro de combustible está entre un 10% y un 20% pero ha habido casos en los que se ha alcanzado un 35% de ahorro”, explica Roberto Ramos, experto en seguridad vial de la CNAE.

Según Ramos, de esta experiencia se obtiene un beneficio económico en el combustible, pero además se alarga la vida al vehículo, lo que supone un ahorro extra. “La anticipación en la conducción eficiente es fundamental. Detalles como mantener la distancia de seguridad siempre o evitar los acelerones reduce el desgaste del motor. Es como si a nuestro corazón pudiéramos bajarle la cantidad de latidos”, ejemplifica el experto.

Más información