Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria mantendrá la parte regulada de las tarifas del gas natural pese al déficit

El desfase entre los ingresos y gastos crecerá en 413 millones en 2014, hasta 3.396 millones

La decisión servirá de freno contra eventuales subidas en el precio de la materia prima

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha congelado la parte regulada del gas, los denominados peajes, para el próximo año y ha reconocido un déficit de la tarifa del gas de 813 millones de euros entre 2013 y 2014, según el borrador de orden ministerial que maneja el Gobierno.

Los peajes retribuyen las actividades reguladas del sistema gasista, como la distribución, y conforman junto al componente energético la tarifa de último recurso (TUR) del gas. El borrador de orden prevé un déficit de tarifa -desfase entre los ingresos y los costes del sistema- provisional de 399,5 millones de euros para 2013 y de unos 413,4 millones para 2014.

Añade que para cuadrar las cuentas de 2014 sería necesario subir los peajes en un 13,86 % y que si, además, se pretende sufragar el déficit de 2013, el repunte ascendería a un 27,24 %. El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha apuntado en declaraciones a los medios tras la presentación del World Energy Outlook (WEO) que esta congelación de peajes es "a la espera de la reforma" del sector.

"Va a haber una reforma del gas el próximo año", ha señalado, y su departamento trabaja con el sector "para hacerla de la forma más consensuada posible". Los 813 millones de déficit tarifario -desfase porque los ingresos del sistema no cubren los costes- serán financiados por las compañías gasistas, según el secretario de Estado.

"Hay muchísimos factores hasta ver el resultado final" del déficit, ha subrayado, entre los que destaca la evolución de la demanda. "No saquemos las cosas de quicio", ha pedido Nadal, al tiempo que ha recordado que las cifras de déficit gasista son muy inferiores a las del eléctrico, ya que hasta el momento suma "400 millones de euros acumulados".

De la misma manera, el borrador señala que "en consideración a la incertidumbre existente en las previsiones de déficit" y "habiéndose iniciado un proceso de análisis del marco regulatorio", propone el mantenimiento de los peajes "a la espera de alcanzar mayor certeza sobre dichas cuestiones, momento en que se actualizarían los peajes en caso de que fuera necesario".