El PIB mexicano sube 0,84% en el tercer trimestre del año

El Gobierno estima el crecimiento del producto Interior Bruto del país para 2013 en 1,3%

El dato del crecimiento del Producto Interior Bruto en el tercer trimestre del año se situó en el 1,3%, lo que implica una expansión trimestral desestacionalizada del 0,84%. Las cifras fueron publicadas esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) .

El instituto también revisó el crecimiento del segundo trimestre, que se coloca en 1,6%. El crecimiento promedio de enero a septiembre fue de 1,2%.

En comunicación a los medios, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público federal (SHCP), que dirige Luis Videgaray, estima, con base a las cifras anteriores, que el crecimiento de la economía para 2013 será del 1,3%. “Como lo había anticipado la Secretaría de Hacienda, la actividad económica está acelerándose en la segunda mitad de año, aun con el impacto de los fenómenos climatológicos adversos que afectaron la actividad económica en el tercer trimestre”. De este modo y por cuarta ocasión en el año, la SHCP recorta su pronóstico de crecimiento al pasar del 1.7% al 1,3%. A principios de año la expectativa del PIB era de 3.9%.

El Gobierno explica que durante los primeros nueve meses de 2013 la economía mundial mostró una desaceleración en la que persisten riesgos a la baja. “Existe un entorno de bajo crecimiento en las economías emergentes. La actividad y el comercio en las economías avanzadas se encuentra en lenta recuperación. Como se ha comentado con anterioridad, México enfrentó desde la segunda mitad de 2012 –como otros países- un choque externo como consecuencia de esta desaceleración. El débil entorno externo propició una desaceleración de la economía mexicana reflejada, principalmente, en las exportaciones no petroleras. Esta pérdida de dinamismo ha comenzado a revertirse a través de la recuperación de la demanda interna y del sector manufacturero”, justifica Hacienda. 

La lectura que hace el Ejecutivo de Peña Nieto es que adicionalmente la reducción en la expectativa de crecimiento de la economía mexicana fue motivada “por una serie de factores transitorios que en su mayoría se han disipado”. En este sentido, el Gobierno señala que el gasto público está siendo más dinámico durante la segunda mitad del año conforme a lo establecido en calendario. Además, la construcción, en especial de la vivienda, “mostró en los primeros nueve meses del año un bajo desempeño, pero se prevé una recuperación hacia el siguiente ejercicio” y por último, “las condiciones climatológicas adversas afectaron a la actividad económica en el tercer trimestre”.

El Gobierno federal se muestra optimista en cuanto al devenir de la economía mundial: “Para el último trimestre del año se espera que continúe fortaleciéndose el crecimiento de la economía mundial, particularmente del sector industrial en EE UU, lo que deberá reflejarse en mayor dinamismo de la demanda externa. Asimismo, se anticipa un aumento en la demanda interna debido, principalmente, a la expansión del empleo y del crédito bancario, así como a los niveles proyectados de inversión pública”.

En opinión del Ejecutivo, México se encuentra ante una “oportunidad histórica” para alcanzar niveles de “crecimiento económico de mediano y largo plazos más elevados de manera sostenida, sustentados en la fortaleza económica interna y en la agenda de cambios estructurales que se está desarrollando para beneficio de las familias mexicanas”.

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS