Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bundesbank advierte una subida de precios en los inmuebles en Alemania

El supervisor lo achaca a la buena situación económica del país y a los bajos tipos de interés

Se encienden las primeras alertas por la formación de una burbuja, según 'Financial Times'

Los precio de los bienes inmuebles ha subido con fuerza en Alemania desde 2010, según informó ayer el banco central alemán, el Bundesbank. El aumento de la demanda dado el crecimiento económico, la buena situación laboral y la política de bajos tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) ha animado el mercado inmobiliario del país, lo que ha despertado cierta preocupación por la posibilidad de que se esté generando una burbuja.

El diario económico Financial Times informa de la inquietud del supervisor alemán por este motivo.  El boletín de octubre señala que "las inversiones en inmuebles presentan un nuevo interés", por el bajo rendimiento de otro tipo de inversiones y el aumento de la incertidumbre en el mercado financiero. También apunta que el mercado inmobiliario alemán, tranquilo durante muchos años, cobró interes después de los pinchazos en Estados Unidos y otros países europeos como España.

El Bundesbank destaca la fuerte demanda de pisos en el país y precisa que la subida de precios del mercado inmobiliario se ha producido sobre todo en las ciudades, donde los pisos están sobrevalorados una media de entre un 5% y un 10% según factores demográficos y económicos a largo plazo. En el caso de grandes ciudades con atractivos, la desviación de precios alcanza hasta el 20%.

El banco central también observa señales de que la subida de los precios en el mercado inmobiliario se extiende de las ciudades a las zonas de los alrededores por motivos especulativos o expectativas de excedentes. El organismo prevé que se mantenga la presión sobre los precios de los pisos en Alemania porque la oferta todavía no satisface la demanda y descarta que, de momento, suponga un riesgo macroeconómico. No obstante, el informe advierte de que, si se producen correcciones de precios, los hogares podrían sufrir pérdidas.