Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MERCADO INMOBILIARIO

En Madrid, pisos nuevos y por menos de 100.000 euros

La oferta se concentra en superficies de entre 25 y 40 metros en distritos como Carabanchel, Puente y Villa de Vallecas y Villaverde

Bloque de viviendas en Carabanchel.
Bloque de viviendas en Carabanchel.

Conseguir un piso en Madrid capital, de obra nueva y por menos de 100.000 euros puede ser como encontrar una aguja en un pajar.

Sin embargo, un paseo por los buscadores de los portales de Internet permite ver que, aunque escasas, hay ofertas. Estas se concentran en los distritos de Carabanchel, Puente y Villa de Vallecas o Villaverde, en el sur de la capital. Eso sí, hay que estar atento para no perder la oportunidad.

Por este precio, los pisos nuevos que se pueden encontrar dentro de la M-30 son estudios o apartamentos de entre 25 y 40 metros cuadrados. De ahí, que el perfil del comprador sea el de jóvenes solteros o separados. O bien, ahorradores que pagan al contado para alquilar o revender como forma de inversión.

Hay promociones puntuales, como la que quiere llevar a cabo Domo, gestora de viviendas, en el distrito de Tetuán. Siete pisos y áticos a partir de 63.000 euros para una planta baja o de 90.000 en el caso de un ático con dormitorio. Claro que queda solo una de las siete que ofrecía.

La mayor parte son activos en manos de las entidades financieras y están en el sur de la capital

En portales como idealista.com lo que se ofrece por un precio que ronda los 90.000 euros son casas de menos de 40 metros cuadrados útiles, con un dormitorio, o estudios. Son oportunidades que se presentan en escasas ocasiones y se venden rápidamente y de hecho, puede observarse mucha fluctuación en el número de inmuebles ofertados.

Buena parte del reducido producto que se ofrece procede de las ofertas especiales provenientes de los activos adjudicados a las entidades financieras que rebajan las viviendas para deshacerse de ellas lo más rápidamente posible. Hay excepciones, como un estudio de 43 metros cuadrados de Vía Célere en el barrio de Santa Eugenia (Villa de Vallecas) u otro de Pryconsa en Villaverde, pero predominan los inmuebles de Solvia, Bankia Habitat o Altamira. Esta última acaba de incorporar 19 viviendas de en torno a sesenta metros cuadrados en una zona residencial de Villaverde Alto y a un precio que no supera los 98.000 euros. También por liquidación bancaria se pueden encontrar estudios en Méndez Álvaro de 45 metros cuadrados y a 97.000 euros; estos dos precios son los más frecuentes.

Como reconoce Gustavo Saiz Robres, presidente de Tasaciones Hipotecarias (TH), del grupo BNP Paribas Real Estate, encontrar una vivienda en Madrid capital con más de 40 metros útiles y de obra nueva es muy complicado. Solo hay disponibles inmuebles con escasos 25 metros cuadrados útiles; es decir, estudios o minipisos. Por lo que la opción sería desplazarse hacia la periferia donde la oferta se amplía, aunque tampoco abunda el producto y la superficie máxima ronda los 70 metros cuadrados y, preferentemente, en el sur.

Y ya puestos a ampliar el radio de búsqueda, el consejo del presidente de TH para quien busca vivienda asequible es el de optar por inmuebles de segunda mano; una categoría en la que los resultados de búsqueda para precios de menos de 100.000 euros se duplican o triplican. La red de franquicias Remax es un ejemplo. Por menos de esa cifra no tiene ni un inmueble en su listado compartido de propiedades, pero sí se amplía el foco a la vivienda usada, contabiliza 166 propiedades. En la capital, la mayoría cuenta con dos dormitorios, un baño y unos 60 metros cuadrados y precisa reforma. En otros municipios madrileños, la superficie media sube hasta los 73 metros cuadrados y hay bastantes con tres habitaciones y en buen estado de conservación. De toda la cartera de Remax, el 40% son propiedades de la banca. La red de franquicias resalta que, aunque la mayoría son pisos y apartamentos, incluye un dúplex, un ático dúplex y dos chalés.

Jaime Cabrero, presidente del Consejo General de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, asegura que el mercado inmobiliario ha cambiado considerablemente en los últimos años. El precio de las casas ha descendido de una forma paulatina, pero con menos intensidad en el caso de comunidades autónomas como Madrid, ya que la demanda de viviendas de obra nueva sigue siendo muy alta y no hay suelo disponible para nuevas promociones.

Cabrero, que aventura la posible estabilización de precios a lo largo de este año, señala municipios de la periferia como Parla, Alcorcón o Móstoles para que los demandantes jóvenes encuentren vivienda.

Aunque pueden encontrarla en barrios residenciales de la periferia, en urbanizaciones con piscina, zonas ajardinadas, garaje y en algunas ocasiones incluso con terraza, por esa cifra tendrán que conformarse como máximo con un dormitorio y/o en planta baja.

A veces hay excepciones que confirman la regla, y así, el portal fotocasa.com publica en el municipio de Las Rozas, donde el precio de las viviendas es mucho más elevado, un loft valorado en 98.000 euros. Tienen 65 metros cuadrados y es fruto de una liquidación bancaria. Es la aguja en el pajar, como el caso de otro piso de dos habitaciones y 71 metros cuadrados en Torrejón de Ardoz por algo más de 97.000 euros. Este municipio puede ser, a menos de 30 kilómetros de Madrid, una opción y una excepción porque lo cierto es que si se introduce en los buscadores de los portales los 100.000 euros como tope, la escasa oferta nos lleva a municipios más alejados como Tielmes o Los Hueros, a 46,8 y 40 kilómetros, respectivamente.

Conclusión, hay pisos por ese importe, pero son tan escasos que, aparte de saber buscarlos, hay que llegar a tiempo.

La oferta tampoco abunda en VPO

Lo difícil es conseguir un préstamo, pero en caso de lograrlo, afrontar el pago de una vivienda de 100.000 euros supone que se dispone del 10% de los gastos adicionales en impuestos y papeleos y otros 20.000 euros si el préstamo hipotecario solo cubre el 80%. Tal como explica la Asociación Hipotecaria Española, las entidades miden más el riesgo y se ajustan a las condiciones de cada demandante con lo que es más difícil generalizar, pero un comprador que contrate a un interés del 4% y a un plazo de amortización de 24 años, se enfrenta a una cuota mensual de 432 euros hasta 2037.

En caso de conseguir el 100% de financiación, alargar el plazo hasta los 30 años y aplicar el tipo de interés medio del 3%, la cuota bajaría a 421,6 euros mensuales.

Teniendo en cuenta que el salario mínimo interprofesional se fija en 645,30 euros, sigue siendo necesaria la compra entre dos que cuenten con trabajo. Y también sigue siendo ventajoso respecto al alquiler libre. Idealista.com cifra la renta media en 10,8 euros el metro cuadrado. Esta cifra, para un piso de 40 metros daría una mensualidad de 432 euros.

Buscar el precio bajo en el mercado de la vivienda protegida en compra tampoco es solución. En el buscador del citado portal solo hay 30 anuncios de VPO, y de estos en solo un caso el precio es inferior a los 100.000 euros. Y se trata de un piso usado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información