Las subidas tributarias de Montoro suponen 32.870 millones en 2014

Los beneficios fiscales crecen para empresas y caen para particulares

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la presentación de los presupuestos generales del Estado de 2014.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la presentación de los presupuestos generales del Estado de 2014.J. J. Guillén (EFE)

No hay grandes novedades tributarias en los Presupuestos de 2014, pero el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro ya carga sobre sus espaldas con casi medio centenar de subidas impositivas en los casi dos años que lleva en el Gobierno de Rajoy.

El año próximo será el de mayor carga tributaria: se concentran todas las subidas fiscales puestas en marcha hasta ahora: aumento de los tipos marginales del IRPF al máximo, subida de los tipos del IVA, supresión y limitación de varias deducciones en el impuesto sobre sociedades, aumento de los impuestos especiales y medioambientales. Hacienda no ha dejado ni un solo resquicio sin retocar.

El impacto de todas estas medidas asciende a 32.870 millones en los presupuestos de 2014, frente a los 29.212 millones que tendrán en 2013, según figura en el proyecto de Presupuestos. Este efecto fiscal representa unos tres puntos del PIB, más que la rebaja del déficit publicitada por Montoro (24.502 millones, lo que supone 2,4 puntos del PIB).

“El aporte adicional que se espera de medidas, las nuevas y las antiguas se estima en 3.658 millones”, señala el texto. Esta cantidad es el efecto que tiene sobre la recaudación las subidas fiscales que entraron en vigor a mitad de año y las que se aplicarán a partir del próximo. “Sin estas medidas, los ingresos impositivos en 2014 caerían un 0,2%”.

El impuesto de sociedades es el que más recursos adicionales aportará a las arcas públicas. Los cambios recientes permitirán elevar la recaudación en 2.920 millones, señala el proyecto de Presupuestos que se refiere a la supresión de la deducción por pérdida de valores en el extranjero, que supondrá unos 3.650 millones. Pero hay otras medidas que restarán ingresos a este tributo: en 2014 no se contará con la aportación adicional de la revalorización de activos, los estímulos fiscales creados para emprendedores y nuevas pymes entre los que se encuentra la ampliación de la deducción por reinversión (547 millones) y la modificación fiscal del régimen de patentes (168 millones).

Los impuestos especiales (tabaco y alcohol) también aportarán 434 millones más tras la subida adoptada el pasado julio.

El Gobierno está limitando los beneficios fiscales en 626 millones hasta los 38.360 millones. Aunque esta variación es desigual: crecen los beneficios fiscales para empresas (por las medidas para emprendedores) y caen los de particulares.

Con todo esto, el Gobierno espera que la recaudación tributaria crezca hasta los 179.750 millones, un 2,4% más. Hacienda fía esta evolución al crecimiento nominal de la economía. Ha previsto que la cifra nominal (con la evolución de los precios) de crecimiento será del 2,1%. Además, la demanda interna nominal crecerá en 2014 un 1,1% tras varios años de caída.

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS