Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia expedienta a los fabricantes de coches por sospechas de cartel

La CNC sospecha que los distribuidores del grupo Volkswagen, Toyota, Land Rover, Hyundai y Opel pactan precios e investiga a toda la industria por intercambiar "información sensible"

Una planta de montaje en España.
Una planta de montaje en España. EFE

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha puesto en marcha una investigación a gran escala sobre el sector de la automoción en España, tanto contra los fabricantes como a los distribuidores, por sospechas de que comparten información sensible y pactan precios.

Según indica el supervisor en un comunicado, por un lado, la comisión ha incoado expedientes sancionadores por posibles prácticas anticompetitivas contra prácticamente todos los fabricantes —Nissan, Renault, Toyota, Chrysler, General Motors, Fiat Group, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Kia Motors, Peugeot y Citroën, además de contra Volkswagen Audi España, Seat, Urban Science y Snap-On Solutions— y otro contra las distribuidoras.

En el primer caso, el supervisor indica que, tras realizar diferentes inspecciones en junio y julio, tiene sospechas de que las empresas nombradas han llegado a acuerdos para el intercambio de información comercialmente sensible y estratégica.

El segundo, que se divide a su vez en otros seis expedientes, incluye a las empresas de distribución de las marcas Audi, Seat, Nissan, Toyota, Land Rover, Hyundai y Opel en España. En su caso, la Comisión sospecha de posible fijación de precios y condiciones comerciales y de servicio, así como ha detectado indicios de intercambio de información comercial de las firmas.

"La investigación de los cárteles supone una de las prioridades de actuación de la CNC", añade el supervisor antes de recordar que las conductas investigadas se consideran como infracciones muy graves, que podrían suponer una multa de hasta el 10% de su facturación anual.

Un portavoz de Seat ha señalado a Reuters que el grupo tenía conocimiento de la investigación en algunos de los concesionarios de su marca, mientras que una fuente oficial de Renault en España ha dicho que no se ha cometido ninguna infracción en materia de competencia. "La incoación (del expediente) no prejuzga la decisión final de la CNC. En este sentido, Renault considera que su conducta no infringe las normas de competencia", ha añadido este portavoz.


Más información