Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rescate a Chipre le cuesta medio millón de euros a la comisaria de Cultura

Vassiliou: “No es fácil aceptar perder el 47% de tus ahorros por errores ajenos”

La comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou.
La comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou.

Antes que comisaria europea —de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud— Androulla Vassiliou es una ciudadana más. Y como tal reaccionó la semana pasada, enfurecida al enterarse de que el rescate a Chipre le iba costar medio millón de euros. “No es fácil aceptar el que haya que pagar el 47% de tus ahorros por errores que cometieron otros”, escribió en su cuenta de Twitter.

La Comisión Europea, a la que Vassiliou pertenece desde 2008, fue uno de los organismos que pactaron el pasado mes de marzo un rescate a la pequeña isla del Mediterráneo a cambio de imponer pérdidas a los ahorradores que tuvieran más de 100.000 euros en el Banco de Chipre o en Laiki, las dos mayores entidades del país, ambas en la bancarrota.

Vassiliou entra en ese grupo. En la declaración de bienes que presentó en julio de 2012 constaban varios depósitos con un total de 1,12 millones de euros en el Banco de Chipre. El Gobierno chipriota y la troika de acreedores acordaron la semana pasada que la quita para los grandes ahorradores de esta entidad se quedaría en el 47,5%. El sablazo final para la comisaria rondará los 500.000 euros.

Su lamento en Twitter, comprensible desde el punto de vista personal, no ha sentado bien a muchos, que consideran que Vassiliou se queda en una situación muchísimo más cómoda que la mayoría de sus conciudadanos. El periódico populista alemán Bild asegura que se trata del “tuit más cutre del verano”; y algunos usuarios de esa red social han respondido directamente a la política chipriota. “Para ser justos, no fue fácil aceptar pagar impuestos a la Comisión Europea tampoco”, le responde un tuitero. “¿Errores de otros? Tú y el resto de los políticos sois los primeros a los que hay que culpar”, añade otro.

Hasta 2008, año en el que fue nombrada comisaria, Vassiliou trabajó como asesora legal en el banco que ha habido que rescatar. Antes lo había hecho para el Standard Chartered Bank. Otros internautas le reprochan que tanto ella como su marido —Yorgos Vassiliou, presidente del país entre 1988 y 1993— pertenecen a la élite política que ha llevado al país a la situación actual.

Fuentes cercanas a la comisaria aseguran que es comprensible el enfado de una mujer que ve evaporarse la mitad de sus ahorros a punto de cumplir 70 años, cuando lleva trabajando desde los 25 y ha ejercido como abogada durante dos décadas. Vassiliou posee además tres casas, una en la capital chipriota, Nicosia, y otras dos en Pafos y en Limasol. “Se siente como si le estuvieran castigando por un crimen que no ha cometido”, añaden las mismas fuentes.

Los responsables de los Gobiernos de la eurozona, de la Comisión y del Fondo Monetario Internacional pactaron en marzo un rescate que habría resultado menos lesivo para los intereses de la comisaria: una quita para los depósitos de todos los bancos, tanto para pequeños como grandes ahorradores. El rechazo del Parlamento de Nicosia obligó a buscar otra solución, que consistió en respetar las cuentas aseguradas —por debajo de los 100.000 euros— y las de los bancos no rescatados. A cambio, se pactó una quita mucho mayor para los grandes ahorradores del Banco de Chipre y de Laiki, que fue liquidado.