Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector exterior registra un superávit anual por primera vez desde 1997

La resistencia de las exportaciones y la persistente caída de las importaciones explica el dato

La economía española registró un superávit por cuenta corriente de 2.400,6 millones

El país obtiene por primera vez desde 1997 capacidad de financiación positiva

El ministro Guindos, durante una pasada comparecencia en el Congreso.
El ministro Guindos, durante una pasada comparecencia en el Congreso. REUTERS

Los intercambios con el resto del mundo son la única fuente de resultados positivos a la que se aferra la economía española, tras dos años de recesión en los que el número de parados se ha elevado hasta los seis millones de personas. De hecho, el sector exterior registra ya superávit anual, algo que no ocurría desde 1997. Según los datos distribuidos ayer por el Banco de España, la balanza por cuenta corriente arrojó en mayo un saldo positivo de 2.400 millones de euros. Y en el acumulado de los 12 últimos meses, el resultado es de 3.269 millones, lo que apuntala el mínimo superávit anual (243 millones) de abril.

En mayo, se combinaron el tradicional superávit de la balanza de servicios, de 3.512 millones, aupado por el turismo (3.084 millones), con un saldo comercial favorable, algo muy poco usual. La diferencia positiva entre las exportaciones de mercancías y las importaciones fue de 741 millones. Es el segundo superávit comercial de las últimas décadas, solo detrás del cosechado en marzo, rayano en los 800 millones.

Las cifras expuestas por el Banco de España son algo superiores a las publicadas por el Ministerio de Economía a partir de los datos de Aduanas, que reflejaban un déficit comercial de 27 millones en mayo. Una discrepancia que se debe a ajustes contables para cumplir las directrices en este asunto del FMI.

Además, a diferencia de lo que ocurría hasta principios de este año, la mejora del saldo comercial debe más ahora a la evolución de las exportaciones de mercancías (21.856 millones, un 10% más que en mayo de 2012 y un nuevo récord exportador) que a la caída de importaciones (un 0,8% menos en tasa anual), relacionada con la debilidad de la demanda interna.

Los saldos positivos de la balanza por cuenta corriente y de la balanza de capital (por las transferencias de la UE) permiten también a la economía española, en conjunto, tener capacidad de financiación, el primer paso para reducir la deuda externa, cercana al 170% del PIB. En los últimos 12 meses, esa capacidad de financiación llega a 3.780 millones, un 0,4% del PIB. La previsión del Gobierno es alcanzar el 2% a finales de año.