Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google reserva fondos para posibles pactos con Hacienda sobre sus impuestos

La tecnológica cree que las inspecciones en varios países no tendrán gran efecto

Logotipo de  Google con dos monedas de un euro. Ampliar foto
Logotipo de Google con dos monedas de un euro. Reuters

Google nota la presión del fisco. En la última información remitida al regulador bursátil detallando los resultados trimestrales, la empresa tecnológica señala que está alimentando el fondo que reserva para resolver litigios potenciales con los países que le reclaman contribuir más a las arcas públicas por el beneficio que genera su actividad. La empresa se prepara, dice, para “los impuestos sobre beneficios que puedan resultar de inspecciones o cualquier acuerdo negociado con las autoridades fiscales” de EE UU y otros países.

Aunque Google no cree que esas inspecciones vayan a tener un efecto importante, admite que la imposición efectiva puede “fluctuar significativamente” y afectar “adversamente” al beneficio. También advierte del riesgo de cambios en la legislación.

En España, Google admitió que Hacienda estaba investigando sus impuestos, pero aseguró que no esperaba contingencias de importes significativos. En 2011, Google Spain declaró pérdidas y contabilizó impuestos a su favor por 33.000 euros

Google, junto a Apple, Microsoft y otras empresas, están en el centro de las críticas por su ingeniería financiera. Los beneficios que generan su actividad en el extranjero los dirigen hacia filiales en países con imposición más favorable. Hay casos en los que esas divisiones no tienen patria fiscal. Con ello ahorran miles de millones en impuestos.

La tecnológica elevó un 16% el beneficio en el segundo trimestre, a 3.230 millones de dólares. Los ingresos crecieron un 19%, a 14.110 millones. El 55% del negocio se realiza fuera de EE UU, unos 7.200 millones. La fiscalidad efectiva fue del 24%. Hace un año se cifró en el 19%, similar a la que tuvo al final del ejercicio 2012.