Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank destina 540 millones de euros a cubrir las refinanciaciones

La entidad multiplica sus beneficios por 2,5 hasta junio y acelera la limpieza de su balance tras el efecto favorable de la compra del Banco de Valencia

El logotipo de la entidad en su sede de Barcelona. Ampliar foto
El logotipo de la entidad en su sede de Barcelona. Bloomberg

La compra de Banco de Valencia por un euro con un impacto a favor de 1.777 millones y las plusvalías por la venta de parte de Inbursa han permitido a CaixaBank acelerar la limpieza de su balance y aun así multiplicar por 2,5 su beneficio y mejorar su liquidez y solvencia mientras acomete una reestructuración para digerir la absorción de cinco antiguas cajas y un banco y compensar la caída de su margen de explotación.

El grupo ha destinado 5.383 a saneamientos, de los que 2.876 millones han pasado por la cuenta de resultados como pérdidas por deterioro de activos. Junto a los 902 millones para completar los decretos Guindos I y II, la partida más novedosa son los 540 millones utilizados para provisionar las refinanciaciones ante el endurecimiento de la normativa por parte del Banco de España, que ha supuesto reclasificar como dudosos 3.287 millones en créditos refinanciados, lo que eleva la tasa de morosidad del 9,75% al 11,17%. Esas coberturas, a su vez, se compensan en parte con 165 millones que ya estaban dotados como provisión genérica inmobiliaria. Fuera de la cuenta de resultados, realiza 1.000 millones de ajustes a valor razonable de la cartera de Banca Cívica y 1.507 millones de Banco de Valencia.

Pese a ello, la entidad que preside Isidre Fainé ha cerrado el primer semestre con unos beneficios de 408 millones, que multiplican por 2,5 los del mismo periodo del año anterior. Un resultado que llega tras la integración de Banca Cívica y del Banco de Valencia y con el impacto favorable de la absorción de este último.

La integración coloca a CaixaBank como líder en el mercado español, con 13,8 millones de clientes, de los que 3,5 provienen de las entidades absorbidas, subrayó este viernes el vicepresidente y consejero delegado de CaixaBank, Joan Maria Nin, durante la presentación de los resultados en Barcelona. Nin también destacó que las integraciones generarán una reducción de costes de 682 millones de euros a partir del año 2015, un 9% más sobre las previsiones iniciales. Las integraciones, apuntó, “no han desestabilizado el negocio orgánico” y “las sinergias pagarán con creces el esfuerzo realizado” en optimización de la estructura, eliminación de oficinas duplicadas y con el expediente de regulación de empleo (ERE) de 2.600 personas en ejecución y ya provisionados.

Los ingresos del negocio bancario y las participadas de CaixaBank entre enero y junio ascienden a 3.629 millones, un 6,3% más, y el margen de explotación se ha reducido en un 57,3% (hasta 789 millones) debido a los costes del ERE. En conjunto, CaixaBank tiene unos recursos totales de clientes de 350.989 millones y un volumen de negocio de 526.552 millones.

La liquidez se sitúa en 64.604 millones, el equivalente al 18,4% del total de los activos del grupo. Respecto a la solvencia, el core capital o capital principal es del 11,6%.

Sobre eventuales operaciones corporativas, Nin afirmó por primera vez públicamente que analizarán las dos ventas que prevé realizar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de las nacionalizadas NCG Banco (en septiembre) y Catalunya Banc (en octubre). “Nos lo miraremos, seguro. Cómo, cuándo y con qué intensidad depende del FROB” y la documentación que presente respondió a una cuestión planteada durante la rueda de prensa de presentación de resultados. Nin señaló que el banco todavía tiene “capacidad de crecimiento” en España, y ha apuntado a “zonas con mayor recorrido como Galicia, Asturias y Cantabria”, donde tiene menor proporción de cuota de mercado.

Preguntado por las peticiones de las organizaciones empresariales, sobre todo de las pequeñas y medianas empresas, de que el sector financiero abra el grifo del crédito para reactivar la economía, el consejero delegado respondió que en el último año CaixaBank ha realizado 1,1 millones de operaciones de crédito por un valor total de 82.550 millones. “¿Hay crédito o no hay crédito?”, respondió y admitió que “hay una parte patológica del sistema, sí, hay una parte que cruje”.

Respecto al negocio inmobiliario, las ventas durante el primer semestre ascendieron a 9.189 unidades, una cifra que casi multiplica por tres la del mismo periodo del año pasado. Del total, 4.995 corresponden a viviendas de alquiler. Nin subrayó que la entidad cuenta con casi 13.500 pisos con alquileres que oscilan entre 150 y 500 euros mensuales.

Por otra parte, Nin aseguró que CaixaBank mantiene “una total y completa coordinación” con Repsol respecto al periodo de reflexión que ha abierto la petrolera sobre su permanencia en el accionariado de Gas Natural Fenosa. Nin explicó que la entidad “comparte” las declaraciones de Repsol, ya que las decisiones “se toman en el consejo” de la petrolera, de la que La Caixa también es accionista.

"Total coordinación" con Repsol sobre Gas Natural

El consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, ha asegurado que mantienen una "total y completa coordinación" con Repsol respecto al período de reflexión que ha abierto la petrolera sobre su permanencia en el accionariado de Gas Natural Fenosa.

Nin ha añadido que La Caixa "comparte" las declaraciones de Repsol, ya que las decisiones "se toman en el consejo" de la petrolera, de la que la entidad financiera también es accionista. "Nos reiteramos en que es en el consejo de Repsol, y en total y completa coordinación con La Caixa, como un accionista más, donde este proceso, si se ha de analizar, se analizará", ha subrayado.

En cuanto a la venta, por parte de CaixaBank, de un importante paquete accionarial en Grupo Financiero Inbursa (GFI), Nin se ha limitado a señalar que la prioridad del banco ahora es "desarrollar el valor de la franquicia" y reforzar la ratio de capital y liquidez.

A preguntas de los periodistas, Nin se ha referido también a la ampliación de capital lanzada por el austríaco Erste Bank, participado en un 9,9% por CaixaBank, y ha asegurado que a día de hoy la entidad catalana aún no ha decidido si va a ir o no a dicha ampliación. "Es una operación que está ahí y no hemos tomado una decisión", ha subrayado.

Más información