Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica y Orange pagan 85 millones por ampliar sus licencias de móvil a 2030

Vodafone rechaza la posibilidad de extender su concesión dos años más

Industria amplía las autorizaciones de los tres operadores hasta 2028

Telefónica Móviles —Movistar— y France Telecom —que opera en España bajo el nombre de Orange— se han acogido a la posibilidad que les ofrecía el Estado y han ampliado el periodo de vigencia de sus concesiones de telefonía móvil hasta el 31 de diciembre de 2030. Vodafone, en cambio, ha rechazado esta posibilidad, por lo que su licencia finalizará el 2 de enero de 2028, después de que el Ministerio de Industria haya extendido las concesiones de los tres operadores para garantizar su equilibrio económico-financiero.

Para ampliar el periodo de concesión, Movistar ha tenido que abonar al Estado 64.610.351 euros, mientras que France Telecom ha pagado 20.413.152 euros. Industria ha destacado que con estas medidas se ha completado la reconfiguración del espectro, estableciendo un marco homogéneo con un largo horizonte temporal hasta el año 2030 y, además, "proporcionar un marco estable" para la inversión a largo plazo de los distintos operadores.

En 2011 comenzó ese proceso de reconfiguración o refarming, donde se introdujo el principio de neutralidad tecnológica y de servicios. Desde entonces, las frecuencias de 9000 Mhz, que solo se utilizaban para el GSM, permiten ofrecer banda ancha móvil.

Dentro del refarming, se decidió la reversión al Estado de distintos bloques de frecuencias asignados a Telefónica Móviles, Vodafone y France Telecom y, para no crear desequilibrios, se amplió el periodo de vigencia de las concesiones demaniales de los operadores.

Además, para dar la oportunidad a las compañías de que sus licencias tuvieran una duración semejante —porque las fechas de extensión de cada uno no coincidirían— se ofreció una ampliación adicional a cambio de contraprestaciones económicas del operador en favor del Estado, hasta, como máximo, el 31 de diciembre de 2030. Posibilidad que Movistar y Orange han aceptado, y Vodafone ha rechazado.

Más información