Los Veintisiete fijan su posición para la negociacion de la PAC

Los ministros de Agricultura de la UE esperan llegar a un acuerdo con el Parlamento Europeo

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) alcanzaron el martes un acuerdo sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) que les servirá de base para afrontar el miércoles la última negociación con el Parlamento Europeo (PE) que esperan que pueda traducirse en un acuerdo.

"Espero poder finalizar este asunto mañana", dijo el ministro irlandés del ramo, Simon Coveney, al término de la reunión de ministros, que lograron cerrar una posición común al filo de la medianoche tras dos días de intensas negociaciones en Luxemburgo.

La posición común de los ministros se cerró con la abstención de Alemania y Reino Unido por cuestiones relacionadas con el reglamento sobre organización común de los mercados, indicaron fuentes diplomáticas.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, valoró en una rueda de prensa "muy positivamente" el acuerdo al considerar que "recoge la práctica totalidad" de las peticiones de España y "mejorar sensiblemente" el acuerdo precedente de los ministros de marzo.

Alemania y Reino Unido se abstuvieron  por cuestiones relacionadas con el reglamento

Además, afirmó que "supone haber dado la vuelta por completo" a la propuesta de reforma que planteó la Comisión Europea, que a su juicio era "muy lesiva" para el campo español. La posición adoptada por los ministros, que mañana deberá ser negociada en un último "trílogo" con el Parlamento Europeo, mantiene el apoyo a los agricultores españoles que hasta ahora venían percibiendo, destacó Arias Cañete.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Una de las grandes peticiones de España era evitar la aplicación de una "tasa plana" total en 2019, igual para todos los agricultores. Los ministros han respaldado, en cambio, un nivel de "convergencia interna" del 60% de la media del pago medio regional por hectárea, siempre y cuando las explotaciones no sufran pérdidas del 30%, algo que según Arias Cañete en España sólo ocurriría en casos "muy excepcionales" (menos del 1%).

Además, España ha logrado "flexibilidad" para configurar un sistema "muy detallado" de comarcalización, que ha diferenciado 40 regiones en las que se "limitará" la convergencia y "evitará que no haya grandesdesplazamientos entre sectores, agricultores y territorios", explicó el ministro español.

Los pequeños agricultores (los que perciben menos de 1.250 euros anuales, un total del 46% de los beneficiarios en España) quedarán fuera de esa convergencia, al igual que las ayudas acopladas (las vinculadas a la producción).

Ese tipo de ayudas, supondrán entre el 2 y el 15% del sobre nacional y para España  significarán unos 600 millones de euros, dijo Arias Cañete. También aseguró que el 30% de los pagos directos que se otorgarán a cambio de prácticas ecológicas se calculará "a nivel de explotación, no nacional".

Por otra parte, recordó que se ha esquivado una "reducción muy significativa" de las ayudas por hectárea al haberse descartado un modelo que habría aumentado un 42% la superficie elegible potencialmente para las ayudas.

Arias Cañete dijo también que no se exigirán medidas ecológicas adicionales a cultivos permanentes como el olivar, los cítricos, los frutales o los frutos secos, que en España suman 5 millones de hectáreas.

El nuevo sistema de autorizaciones de plantación de viñedo estará vigente hasta 2030, según el acuerdo de lo ministros, mientras que se han reintroducido los precios de desencadenamiento de almacenamiento de aceite privado de oliva, dijo.

Destacó asimismo que el tabaco y el algodón no percibirán ayudas acopladas, como había solicitado España, aunque podrán "incorporar esas cantidades en el cálculo de los derechos de pago básico" para que mantengan el mismo nivel de ayuda que hasta ahora.

"Se garantiza la viabilidad de todos los sectores productivos entre todas las regiones españolas", resumió, y afirmó que la agricultura española percibirá de la PAC en los próximos siete años un total de más de 50.000 millones de euros. Especificó que las primeras asignaciones llegarán "no antes de octubre de 2015", dado el retraso que lleva la reforma en su tramitación.

Como asuntos pendientes para negociar con el Parlamento Europeo mañana, destaca la posibilidad de prorrogar las cuotas del azúcar hasta 2017, explicó. "Nos ha faltado conseguir la prórroga de las cuotas" lácteas, reconoció Arias Cañete, un asunto que los eurodiputados también apoyan. La reunión del miércoles entre el Consejo, la Eurocámara y la Comisión Europea será definitiva para ver si la UE consigue cerrar la reforma de la PAC.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS