Codere traspasa sus líneas de crédito y gana tiempo para sus problemas de deuda

Los bancos venden a varios fondos el contrato de financiación que tenían con la compañía Los fondos imponen intereses muy elevados, pero ofrecen seis meses a la firma

La firma de apuestas y juegos de azar Codere ha logrado un poco de oxígeno en su apretada situación financiera. Este respiro lo pagará caro, pero la empresa espera que el tiempo que gana sea suficiente para enderezar sus deudas. El plan para evitar impagos consta de varios elementos: venta de sus líneas de crédito que vencían en dos días a varios fondos, retraso en los pagos de un cupón de deuda que vencía el 15 de junio y más presión para hacer frente al vencimiento de otro cupón en agosto.

Deberá pagar por el dinero de la línea un 5% como comisión de apertura y unos intereses de Líbor más 7,5%

La compañía ha explicado en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el complejo acuerdo con el que ha apuntalado temporalmente su situación. Por una parte, Barclays, Credit Suisse y BBVA, bancos a los que la empresa adeudaba 29 millones de euros que había usado de una línea de crédito de 100 millones (60 millones de liquidez y 40 millones para avales), han vendido esa línea de crédito a dos fondos: Canyon Capital Finance Sarl y GSO Capital Partners LP. La línea vencía el 15 de junio. Ahora Codere tendrá seis meses para cerrarla, y devolver el dinero que adeuda. La compañía gana tiempo, pero un tiempo muy caro: la refinanciación de la línea supone que deberá pagar por el dinero que use de la línea un 5% como comisión de apertura y unos intereses de Líbor más 7,5% anual. La empresa tiene cinco días para firmar este acuerdo.

Una vez solucionado ese frente, y de nuevo con algo de liquidez en sus arcas, Codere tenía todavía dos batallas muy delicadas. El 15 de junio debía hacer frente al cupón de una emisión de deuda 760 millones, por la que debía desembolsar a los inversores cerca de 30 millones de euros. En este caso, la solución ha pasado por activar una cláusula que le permitía, según han explicado fuentes de la empresa, retrasar ese pago un mes. El vencimiento será ahora el 15 de julio, y podría cubrirlo con la línea de crédito.

Más información
Codere reconoce negociaciones a contrarreloj para pagar su deuda
Codere eleva sus pérdidas en 29 millones por “errores contables”
Codere admite falta de recursos para pagar el crédito de 60 millones
A toda velocidad y sin frenos

Su último frente candente era otra emisión de bonos, de 300 millones de dólares, por la que debe pagar un cupón a los inversores de 15 millones el 15 de agosto. Este compromiso sigue en pie. Sin embargo, dado que gracias a las líneas de crédito adquiridas por los dos fondos tienen algo de liquidez, la empresa confía en que podrá hacer frente a ese pago también sin problemas. Para asegurarse el pago, los fondos han establecido una cláusula por la cual, si llegado ese momento Codere no pudiera pagar el cupón, Canyon Capital y GSO Capital tendrían preferencia para cobrar sus líneas de crédito. Esto, señala la empresa, les impulsa a tratar de solucionar sus problemas financieros en tres meses, y no es seis, aunque las líneas de crédito venzan en diciembre.

Fuentes de la empresa ha señalado que la operación les permite ganar tiempo y que están seguros de que en tres meses habrán solucionado los problemas que les han llevado a esta situación de falta de liquidez. "En tres meses se solucionarán los problemas financieros de Codere", han asegurado las mismas fuentes.

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS