El presidente de Pescanova logra el respaldo de la mayoría del consejo

Fernández Sousa consigue el apoyo mayoritario de los consejeros Los representantes de Damm y Luxempart habían pedido su dimisión

Sede de Pescanova en Chapela (Redondela), en la ría de Vigo
Sede de Pescanova en Chapela (Redondela), en la ría de VigoEFE

La coraza del presidente de Pescanova es más fina que nunca. Pero sigue ahí, a pesar de la crisis que atraviesa la compañía en concurso de acreedores. Manuel Fernández de Sousa demostró este lunes que, pese a haber sido apartado por el juez de la gestión de la compañía todavía controla el consejo. Al menos, la mayor parte. Con seis votos a favor y cuatro en contra, según fuentes cercanas a Sousa, el consejo de administración de la empresa apoyó su continuidad en la presidencia de la empresa. Un gesto simbólico, en realidad, ya que los poderes de gestión en Pescanova le fueron arrebatados en favor del administrador Deloitte en abril. Sousa ha sido, además, imputado por la Audiencia Nacional junto a un accionista y dos consejeros por posible uso de información privilegiada.

Más información
El presidente de Pescanova convoca un consejo de administración
“Pescanova ha superado momentos mucho más difíciles que el actual”
Rodríguez (CNMV): “Pescanova parecía una empresa con amo”
El juez imputa al presidente de Pescanova y a parte de la cúpula

Sousa había convocado el consejo en Madrid. A petición de José Carceller y François Tesch, representantes en el consejo de Damm y Luxempart respectivamente, se votó la dimisión de Sousa. No prosperó. Los colaboradores más cercanos del presidente, así como su hijo y su hermano, votaron en contra.

Durante la reunión se propuso, además, contratar al despacho Albiñana y Suárez para que defienda a Pescanova ante los expedientes que la CNMV le abrió por no presentar las cuentas de 2012 en el tiempo establecido por ley. A pesar de que el consejo también ha respaldado esa idea, la última palabra está en manos de Deloitte, administrador concursal, que deberá dar su visto bueno a esta decisión.

Por último, también se votó si era procedente convocar una junta de accionista. La reunión anual sigue pendiente, ya que no se han formulado las cuentas de 2012. El consejo decidió que se esperarán a convocarla a que el auditor KPMG termine la revisión forense de toda la contabilidad de la empresa.

Fuentes cercanas al presidente insisten en que "no se trataba de demostrar nada" y que la reunión fue convocada "porque tocaba y porque la habían pedido varios miembros del consejo". Fueran cuales fueran las intenciones de Sousa, el caso es que al final ha logrado otro voto de confianza. A pesar de todo. El presidente, que desde que se inició la crisis de Pescanova el 1 de marzo (cuando la empresa anunció el preconcurso y que no presentaría cuentas de 2012) había guardado silencio. Hace dos semanas, sin embargo, comenzó a conceder entrevistas. Y desde entonces, pelea por defender su gestión y sus buenas intenciones pese a haber admitido que había vendido acciones a espaldas de la empresa. Hoy ha demostrado que en el consejo, sigue siendo el que manda.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Damm ve fraude en el consejo

Desde el principio de la crisis de Pescanova, Damm, que control el 6,18% del capital, se ha convertido en el principal rival de Manuel Fernández Sousa, ya que la cervecera ha criticado duramente su gestión y sus desmanes al frente de la firma. Fuentes de la compañía señalaron este lunes que en la última reunión del consejo, celebrada este lunes, solicitaron la convocatoria de la Junta de Accionistas, pero fue rechazada. La compañía considera que la reunión no puede ser considerada válida, ya que Sousa mantiene cuatro puestos en el consejo, a pesar de haber reducido sin advertir a las autoridades su participación en la firma al 7,5%. Considera que ejerce un control "fraudulento" y que "ha secuestrado el consejo abusando de su ilícita sobrerrepresentación". La cervecera, representada en Pescanova por José Carceller, cree que Sousa "moralmente no puede seguir como presidente cuando se tiene menos de un 10 % y se está apoyado por consejeros que no deberían estar en el consejo". Damm considera que ahora es el juez del concurso de acreedores de Pescanova quien debe decidir sobre si autoriza la convocatoria de la Junta de Accionistas.

Ante estas declaraciones, fuentes cercanas a Fernández de Sousa han señalado que el presidente siente "sorpresa y extrañeza", ya que "se trata de un accionista minoritario, que no muestra respeto por las decisiones de los órganos de gobierno de Pescanova". Las mismas fuentes recuerdan que en la reunión estaba presente el administrador concursal Deloitte y que todo el consejo ha mostrado su apoyo a la empresa, a sus posibilidades de salir adelante y al papel que está haciendo Deloitte.

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS