El exnúmero dos de Lagarde afirma que el Elíseo decidió el arbitraje del caso Tapie

Richard, que comparecerá el 10 de junio ante los jueces, dice que la presidencia decidió el arbitraje privado del litigio

Nuevo vuelco en el escándalo Tapie. Un testigo clave del caso, Stéphane Richard, antiguo jefe del gabinete en el Ministerio de Economía de la hoy directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, ha asegurado que la orden de resolver con un arbitraje privado el litigio jurídico que mantenían Bernard Tapie y el banco Crédit Lyonnais “partió del Elíseo”.

Richard, que hoy es consejero delegado de Orange, afirma en la edición de Le Canard enchaîné que se publicará mañana que el secretario general del Elíseo, Claude Guéant, mano derecha del expresidente Nicolas Sarkozy, le convocó en el palacio presidencial en julio de 2007 con el presidente del CDR (banco malo) que gestionaba los activos tóxicos de CL, y les dio a ambos “la instrucción de recurrir a un arbitraje privado”. “La decisión del Ejecutivo quedó meridianamente clara”, enfatiza Richard, que en declaraciones posteriores a la agencia France Presse ha matizado que “todos en el Gobierno estaban de acuerdo en que el arbitraje era la mejor solución”.

El dictamen privado favoreció claramente a Tapie, ya que los tres jueces estimaron que el empresario había sido perjudicado por la reventa de Adidas, en 1993, y condenó al CDR a pagar a Tapie, amigo de Nicolas Sarkozy, 285 millones de euros, que con los intereses sumaron finalmente 403 millones de euros.

La declaración pública del exnúmero dos de Lagarde, que ahora debe comparecer el 10 de junio ante los jueces que instruyen la causa, parece un balón de oxígeno para la directora del FMI, que fue declarada testigo asistido por los magistrados que investigan la parte ministerial del escándalo tras un interrogatorio que duró 22 horas. Los fiscales acusan a Lagarde de complicidad en “falsedad de documento público y malversación de fondos”, y afirman que no solo alentó el arbitraje sino que no recurrió un fallo considerado lesivo para el Estado.

Dentro del procedimiento ordinario, o no ministerial, del caso, el abogado de Tapie y uno de los tres jueces del tribunal arbitral acaban de ser acusados de estafa en banda organizada.

Contactado por la agencia Reuters, Claude Guéant, que está también bajo investigación, declinó el martes hacer comentarios. La confesión de Richard, si se confirma, dejaría en mal lugar a Nicolas Sarkozy, aunque la inmunidad legal de los presidentes de la República impide a la justicia perseguir a los jefes del Estado por los presuntos delitos cometidos mientras están en funciones.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50