El paro registrado desciende en todas las comunidades autónomas salvo Canarias

Las mayores bajadas porcentuales de mayo se dan en Baleares y La Rioja

Los datos proporcionados este martes por el Ministerio de Empleo indican que el paro registrado en mayo descendió en todas las comunidades autónomas excepto en Canarias —donde sufrió una subida del 0,18%— Ceuta y Melilla. En términos interanuales, solo Baleares experimentó un descenso del número de desempleados inscritos en los registros del Servicio Público de Empleo respecto a mayo de 2012.

Más información
Los empleos temporales en la hostelería ayudan a reducir la cola del paro
Para crear empleo, lo primero es no destruirlo, por VALERIANO GÓMEZ
La OIT desaconseja ahondar en la devaluación salarial en España
MERCADO LABORAL. Toda la información sobre el paro

Las comunidades autónomas con un mayor descenso en términos porcentuales respecto a los datos de abril fueron Baleares, con una bajada del 9,42%, La Rioja (un 3,6% menos) y Castilla-La Mancha (descenso del 2,48%). En términos absolutos, la cifra de inscritos bajó en en Andalucía en 26.529 parados (-2,39%), y en Cataluña en 14.829 (-2,26%).

El paro registrado solo aumentó en Canarias (538 desempleados más), Ceuta (94) y Melilla (192). En las dos ciudades autónomas, la subida fue de un 0,74% y un 1,58%, respectivamente.

Baleares es la única autonomía en la que el mes pasado se registraron menos parados que un año antes, concretamente 6.390, lo que supone una bajada del 7,74%. En el resto, el paro registrado aumentó en términos interanuales. Las mayores subidas se dieron en País Vasco (10,76%), Asturias (8,9%) y Navarra (7,34%). Los aumentos más moderados, en Melilla (0,67%), Canarias (1,07%), y Comunidad Valenciana (1,55%).

En el conjunto de España, el paro registrado bajó en mayo un 1,97% (98.265 personas) respecto a abril, en el mejor dato del quinto mes del año desde 1997.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS