Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se aleja de Blesa: “Es positivo que se aplique la ley con igualdad”

Santamaría evita cualquier apoyo al que fuera hombre fuerte del PP en la banca

Miguel Blesa, amigo íntimo de José María Aznar, lo fue todo en el mundo del PP. Pero este viernes, tras el día de su caída, no recibió ni un mínimo gesto de apoyo del Gobierno de este partido. Al contrario, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, aunque midió mucho sus palabras, prácticamente vino a decir que el encarcelamiento de Blesa puede ser ejemplarizante. “¿Considera que es una buena o una mala noticia para la sociedad española?”, le preguntaron. “La aplicación de la ley y el funcionamiento normal de las instituciones es siempre positivo. Para el Gobierno, que las instituciones funcionen, que se aplique la ley, que lo haga con igualdad, es siempre un hecho muy positivo”. Santamaría dijo que el Gobierno respeta las decisiones judiciales y también “el principio de igualdad ante la ley con la independencia de la profesión de cada uno”.

La vicepresidenta se alejó por completo del legado de Blesa y reivindicó que el Gobierno está modificando toda la regulación de las cajas precisamente para que no se repita un caso como el de Bankia, aunque no llegó a citarlo expresamente. “Hemos hecho un esfuerzo para llevar a cabo una profunda transformación de las cajas, donde se elimina el control político. Hay un mayor control de los impositores. Se dijo que había que despolitizar las cajas y se ha hecho. Ha habido un cambio total en el control de las retribuciones y en muchas otras cosas. Ahora las cajas se van a limitar a hacer lo que hacían cuando surgieron: pequeña y mediana empresa y créditos a familias, un ámbito muy acotado. Damos instrumentos para que el sistema funcione mejor, tal vez con ellos podíamos haber evitado cosas que se han vivido aquí y en otros países”

Blesa es un asunto delicado dentro del PP. De hecho se le trató con especial cuidado en el Parlamento en la comisión que analizó la crisis de las cajas en 2012. El PP no quería ni siquiera que fuera citado. Primero se llamó a Rodrigo Rato y solo mucho después, con la presión de la oposición, acudió Blesa al Congreso, donde los portavoces del PP fueron especialmente suaves. Aún así, el exbanquero en estos momentos ya no tiene ni de lejos el predicamento que tuvo en un partido para el que él era hombre clave del mundo empresarial durante muchos años con otras personas muy cercanas al PP como Francisco González (BBVA) o Manuel Pizarro (expresidente de Endesa).

Es difícil pensar que el Gobierno tratara con la misma frialdad y poco apoyo la entrada en la cárcel, por ejemplo, de Rodrigo Rato, que pese a su evidente enfrentamiento con Rajoy y Luis de Guindos, que lo hicieron caer de Bankia, sigue siendo un referente histórico del PP como lo es Aznar, aún presidente de honor. Rato seguía acudiendo a todas las noches electorales y los grandes mítines del PP hasta que fue forzado a dimitir al frente de Bankia en abril de 2012, aunque sí estuvo en el último gran acto de Dolores de Cospedal en Madrid, por ejemplo. Blesa, siempre cercano al PP, acudió en 2012 también a un desayuno informativo en Madrid de Alberto Núñez Feijóo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información